Paulino Moya lamenta Gallup Dominicana lo excluyera en su medición  post-electoral 2012

http://hoy.com.do/image/article/673/460x390/0/324487D4-54F3-4C94-BB2F-406042298CF0.jpeg

El reverendo Domingo Paulino Moya Candidato presidencial del movimiento político, opinión electoral 2012 dijo que en nada beneficia a la democracia dominicana y a los valores consagrado en la constitución de la República, la exclusión de su candidatura presidencial en el sondeo que  hizo la Gallup  Dominicana a más de mil 200 personas del país sobre su inclinación post-electoral de cara a las elecciones presidenciales que se celebraran el 20 de mayo del año entrante.

El También  vocero nacional evangélico lamentó     que su ardua labor cívica,  humanitaria y política de más de 17 años en  beneficio del país no haya sido valorada ni su derecho a elegir y ser elegido, por los ejecutivos de las empresas encuestadora y cree que esto envía un mensaje negativo a la juventud cristiana y del país que quiera incursionar en la política basando su participación en su impronta humanitaria y valores patrióticos, por lo que cree que antes de producir fisura con la famosa firma encuestadora más bien cree que esta reacción fortalecen el debate de las ideas y el derecho, solicitó a otras firmas de medición política a valorar los políticos formados en el bien común y valores democráticos.

Valoró como positivo el 1.7% que encontró en la opinión de los encuestados el voto en blanco sin marcar, el cual se triplico pues en la pasa encuesta que antecedió a la recién publicada, por la firma encuestadora de ascendencia extranjera, el voto por nadie solo encontró la mitad de un punto, aclaró que aunque este es un beneficio político que corresponde a su liderazgo, todavía no decide si llamará de nuevo a no marcar la boleta, a los votantes que acudirán a sufragar en las próximas elecciones, como lo hizo en el año 2008.

El religioso y político se negó a creer que el discrimen contra el de excluirlo como candidato presidencial, que hizo la prestigiosa Gallup Dominicana se debiera a presiones de poderes establecidos de la República Dominicana, debido a sus pensamientos cristianos o por la alta valoración que hubiese podido obtener, la cual calculó por encima de un 3% en la opinión de los votantes encuestados, pues para nadie es un secreto que la población dominicana, está compuesta por más de un 24% de ciudadanos que profesan la fe Cristiana Evangélica y otras minorías religiosas, además de otros sectores de la vida nacional que aprecian sus iniciativas a favor del bien común, que al no encontrarlo en la lista su nombre, decidieron no marcar su preferencia o forzosamente lo hicieron por otros candidatos.

Aclaró que en sus quejas por haber sido discriminado no incluye al valioso periódico hoy, pues este medio escrito solo se limita a publicar el resumen de opinión pública electoral que le suministran los técnicos de la afamada encuestadora y por el contrario agradeció a este medio escrito, la cobertura que en innumerables ocasiones le ha ofrecido a su razonamiento democráticos desde su inicio, hizo extensivo su gratitud a los comunicadores, periodistas y directores de medios escritos, televisivos, radiales y digitales, que consideraron negativo para la convivencia humana en La República Dominicana, el que su nombre no apareciera en el sondeo post-electoral presidencial 2012 de la Gallup Dominicana.

Concluyó diciendo que en la visita que hizo a los ejecutivos de la Gallup Dominicana, le dejo un dossier de su labor humanitaria, cívica y política, pues no quería que sus deseos de ser incluido en la recién pasada encuesta, como se lo pidió, se fuera a confundir con  que buscaba beneficios económicos personales, ni una cuota de poder de manera rápida e inoportuna, por lo que si la firma encuestadora lo hubiera incluido al igual que otros candidatos que esperan reconocimiento de la Junta Central Electoral, habría hecho una contribución extraordinaria que en fin de cuenta hubiera beneficiado la lucha cívica, política y humanitaria, que con persistencia y sacrificio viene realizando en favor de los Cristianos no Católicos que sufren una exclusión tremendista, que lo coloca en un corral verjatorio que lo deja fuera de las oportunidades económicas, políticas y sociales y a que tienen derecho al disfrute de las riquezas que produce el estado dominicano y sus instituciones.