Pavel: emisión bonos se hizo en buen momento; Ceara critica

Dibujo

Mientras Pavel Isa Contreras considera que la emisión de mil millones de dólares en bonos soberanos se hizo en buen momento, Miguel Ceara Hatton cree que ese financiamiento profundiza la problemática de la sostenibilidad de la deuda pública.

Isa Contreras dijo con la emisión de los bonos soberanos, el Gobierno se está adelantando a eventuales subidas en la tasa, porque estos probablemente subirán en el futuro.

Señaló que los bonos soberanos constituyen el instrumento de menor costo y permiten la libertad de diseñarse a conveniencia del emisor, aunque aseguró que existen fuentes más baratas, pero más restringidas, como las de los organismos financieros internacionales.

“La mejor opción en los mercados internacionales es la emisión de bonos soberanos. Probablemente el Gobierno no tenía más opción que conformarse con una tasa un poco más elevada que la que consiguió en meses pasados”, dijo Isa Contreras.

La emisión puntual de bonos soberanos estaba prevista en el presupuesto de este año, pero el problema es el ritmo que lleva el endeudamiento desde el 2008, señaló.

Abogó porque la sociedad y el Estado propongan una nueva política fiscal en la cual se reduzca la demanda de financiamiento y la velocidad de crecimiento del pago de los compromisos de deuda.

Agregó que toda la sociedad debe de involucrarse para cambiar el rumbo fiscal, no solo en términos de los agregados y de demanda de deuda, sino en calidad del gasto y estructura tributaria.

En tanto Ceara Hatton consideró que el país está cayendo en una trampa, porque las autoridades se ufanan de que cuando salen a vender al mercado internacional hay una gran demanda de bonos del país.

Precisó que eso ocurre en la gran mayoría de los países, porque es una deuda soberana, la cual hay que pagarla aunque la gente se muera de hambre.

Plantea que el país marcha por el mismo camino de Grecia, porque utiliza esa deuda no para crear fuentes de generación de divisas que la repaguen o que mejoren la calidad de vida de la gente, sino para financiar la política clientelar del Estado.

Cree que la mejor forma de reducir la demanda de financiamiento del país es mediante la racionalización del gasto.

“Hemos demostrado que haciendo una mejor distribución del gasto podemos mejorar la calidad de RD$50,000 a 70,000 millones del presupuesto del 2016”, dijo Ceara Hatton.

Entiende que la reforma fiscal solo debe realizarse después que haya una revisión profunda de la estructura del gasto, porque el Gobierno quiere una reforma tributaria para seguir gastando en el desorden,

El Gobierno no se ha dignado, señaló, siquiera revisar sus cuentas. “Podemos demostrar que hay unos 60,000 millones mal gastados en el Gobierno”, dijo.