Pedernales: Cabo Rojo o el esperado polo turístico

Pedernales: Cabo Rojo o el esperado polo turístico

Bahía de las Aguilas es un esapcio de sorprendente belleza y está justo en la provincia más pobre del país.

Cabo Rojo Será el primer destino turístico del Caribe desarrollado desde cero bajo alianza público-privada, con una oferta de lujo fundamentada en un turismo sostenible

El desarrollo de Cabo Rojo incluirá la construcción de hoteles de lujo y ecológicos, con capacidad de generación energética sostenible, además de la construcción de viviendas económicas para los empleados de la zona y del proyecto.

Se adecuarán todas las infraestructuras necesarias para el desarrollo exitoso de la zona, se fomentará el circuito existente de atracciones naturales, donde los visitantes a la zona podrán explorar ecosistemas bajo un modelo de sostenibilidad, como: el Hoyo de Pelempito, la Laguna de Oviedo, la Isla Beata, Bahía de las Águilas y otros.

Todo esto, bajo un esquema de protección del medio ambiente, el respeto de las áreas protegidas y de los parques nacionales.

El proyecto incorporará una senda panorámica con miradores, la recuperación de la antigua pista de aeródromo de Cabo Rojo, convertida en una rambla que conectará un paseo botánico con el actual muelle, este será una zona de atractivo turístico comercial donde se integrará una marina y club náutico, con amenidades y comercios.

Ya se encuentran muy avanzados los trabajos en las obras de infraestructura básica y de servicios que se requieren para el inicio de la construcción de la infraestructura hotelera, la cual se contempla que inicie a mediados de este año.
El desarrollo turístico Cabo Rojo-Pedernales consta de cuatro fases en 10 años promedio de implementación con una inversión estimada en US$2,245 millones para 12,000 habitaciones.

Leer más: Cabo Rojo en Pedernales, impresionante y real

En la primera fase se estipula una inversión de US$1,300 millones para el levantamiento de 4,700 habitaciones, el aeropuerto internacional, centro comercial y todas las obras de infraestructuras básicas, como: construcción de acueducto, planta de tratamiento, sistema de transmisión eléctrica, entre otras. Además, tendrá un paseo botánico, área comercial, zona de golf, villas, buffer, aeropuerto y parque de agua.

Vista aérea de la hermoso destino turístico Cabo Rojo


Los terrenos para la construcción del aeropuerto de Pedernales ya están claramente identificados en proceso de deslinde y de la realización de los estudios de vientos para definir la ubicación de las pistas de aterrizaje.

El Gobierno se ha comprometido y ya ha empezado a ejecutar, con el liderazgo de la Dirección General de Alianzas Público Privadas (DGAPP), las obras de infraestructuras que permitan desarrollar este nuevo y espectacular polo turístico que con sus cerca de 20,000 empleos directos y más de 50,000 empleos indirectos vendrá a crear las oportunidades que permitan reducir la pobreza de la región.

En la primera fase el área total de desarrollo es de 800 hectáreas, en las que se edificarán 4,700 habitaciones para una densidad de 30 habitaciones por hectáreas, tomando en cuenta que en las zonas de humedales que serán preservadas y donde no habrá edificaciones.

Ocho hoteles se contemplan inicien su operación en la apertura de la primera fase, para lo cual ya las cadenas hoteleras Hilton, Marriott, Sunwing, AmResorts, Iberostar Group y Karisma Hotels & Resort han firmado carta de compromiso.

Características de la provincia


Pedernales es una provincia localizada en la región sur de República Dominicana y justo en la frontera suroeste con Haití. Sus principales actividades económicas son ganadería, agricultura, minería y pesca, y tiene un gran potencial turístico, todavía no desarrollado.

El 68% del territorio de esta provincia está declarada como área protegida, destacándose que esta zona es Reserva de la Biosfera según la Unesco, y los “Humedales de Jaragua” son sitios Ramsar. Estas características obligan a que el desarrollo debe estar enfocado en el turismo sostenible, el cual se fundamenta en la sostenibilidad ambiental, sociocultural y económica.

El potencial turístico de la provincia ha sido de gran interés y ha estado sujeto a diferentes estudios y propuestas de desarrollo, pero es el presidente Luis Abinader, en su actual gestión, quien ha asumido el compromiso innegociable de propiciar el despegue del proyecto de Desarrollo Turístico de Pedernales, asumiendo un modelo inclusivo, sostenible y de gran impacto económico.

En el Plan de Desarrollo Turístico de Cabo Rojo, Pedernales abarca un área total aproximada de 38 millones de metros cuadrados, ubicada entre áreas protegidas.

Es una ubicación sin igual, pues las bellezas de sus playas cristalinas, la majestuosidad de las zonas áridas, la diversidad de especies endémicas y nativas, la proximidad a atractivos naturales, tales como los pozos de Romeo, el arroyo Las Palmas, los humedales y manglares de Jaragua, los farallones de Cabo Rojo, la Cueva de los Pescadores, playa la Cueva y Bahía de las Águilas, los accidentes geográficos característicos del área, son parte del encanto del “Sur profundo”.

Entre las modalidades del turismo sostenible que son susceptibles a ser desarrolladas en Cabo Rojo se encuentran el turismo de naturaleza, el ecoturismo, el turismo de aventura suave, el turismo de bienestar, entre otras.

El Plan de Desarrollo Turístico de Cabo Rojo cuenta con todos los estudios técnicos preliminares de ingeniería (geológico, topográfico, hidrológico, incluyendo el estudio de las fuentes de agua) y las previsiones de los efectos del cambio climático.

Las investigaciones y estudios para este Plan Maestro han sido trabajados en coordinación con todas las instituciones competentes, actores sociales de la región y grupos conservacionistas.

Para la consolidación del nuevo destino turístico se ha previsto el diseño esquemático del Aeropuerto Internacional de Pedernales, que se pretende construir en el pueblo de Manuel Goya ubicado a unos 20 minutos de Cabo Rojo, Pedernales.

El reconocimiento del paisaje ha sido uno de los fundamentos para el diseño preliminar arquitectónico, ya que la propuesta de paisajismo realza la flora y fauna del lugar, planteando la conservación de las especies endémicas y nativas, como elementos característicos del desarrollo.

La promoción de la conservación de la biodiversidad, el fomento de una economía inclusiva y riqueza cultural, la ordenación del territorio en sincronía con el entorno natural y social, la consolidación y diversificación de la oferta turística y la creación de un sistema de infraestructura para el desarrollo turístico de bajo impacto, son la esencia en la implementación de este proyecto que se ejecutará en cuatro fases.

Es importante destacar que Cabo Rojo, Pedernales, será el primer destino turístico del Caribe desarrollado desde cero bajo alianza público-privada, con una oferta de lujo fundamentada en un turismo sostenible, cuidando cada detalle para ofrecer al turista una experiencia ecológica y de aventura.

Publicaciones Relacionadas