Pekerman, Sampaoli y Pinto, cuando el éxito se encuentra en tierra ajena

paquerman

SAO PAULO.  Con sus selecciones en los octavos de final y convencidos de poder alcanzar algo más, José Pekerman, Jorge Luis Pinto y Jorge Sampaoli recogen elogios en el Mundial Brasil-2014, una muestra para el fútbol latinoamericano de que es posible triunfar con otra bandera.

Colombia y Chile, a órdenes de los argentinos Pekerman y Sampaoli, y Costa Rica, con el colombiano Pinto en el banquillo, navegan con el viento en popa después de dos victorias en sus grupos y ahora luchan por acomodarse en la siguiente fase como los primeros de sus llaves.

La Roja de Sampaoli. La Roja de Sampaoli protagonizó el hecho más relevante de la cita brasileña hasta el momento, al eliminar a la campeona mundial España en el Maracaná de Rio de Janeiro, un escenario al que Chile volvía 25 años después de sufrir la mayor vergüenza de su historia futbolística.

“Me pone orgulloso estar llevando a este grupo de jugadores. No sé si será la mejor victoria (2-0), porque siempre es mejor la que viene. Nunca olvidaré este día y este triunfo”, afirmaba Sampaoli con absoluta calma. Y es que el argentino desde que asumió la dirección de Chile en diciembre de 2012 hizo del combinado un equipo explosivo, con un fútbol vertical y de sacrificio físico en los 90 minutos.