Peledeístas tiran trapos al sol con salida Fernández

Están listos las boletas y empacados de los materiales de votación para VIII Congreso Ordinario Comandante Norge Botello en la Casa Nacional del PLD en el sector capitalino Gascue. Santo Domingo  República Dominicana. 7 de enero del 2014. Foto Pedro Sosa

La salida anoche de Leonel Fernández del Partido de la Liberación Dominicana crispó aun más lo ánimos de dirigentes que le siguen y de los que le adversan, en un guerra de twiter que incluyó a organizaciones opositoras como el Partido Revolucionario Moderno.
Así, desde el otrora comedido oficialismo hubo acusaciones como la de Franklin Almeyda Rancier, que imputó a la facción del presidente Danilo Medina secuestrar la cúpula para convertirla en un emporio empresarial gobernante. “Ahora se quedan solos. Leonel sale con la membresía y se le suma el pueblo y organizaciones, para sacarlos a ustedes del Palacio, por torpes abusadores”.
El ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, le respondió que como es la segunda vez que sale, espera que sea definitiva y cerró con el lema “Sangre nueva”.
Antes, había escrito que lamentaba ver al compañero de años dispuesto a pactar y llegar a acuerdos con el PRM o con quien sea, con el único objetivo de intentar evitar la victoria peledeísta en las elecciones.
El diputado Demóstenes Martínez, a quien los danilistas impidieron asumir la presidencia de esa cámara, twiteó que era un privilegio acompañar a Fernández en esa nueva jornada, por el decoro, el honor, el amor por su pueblo y la trascendencia histórica de sus actuaciones. Renunció a la entidad y a su candidatura a legislador.
El vocero de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena, atribuyó a Leonel padecer el Síndrome del Divorciado, “derrotado, despechado y resentido”, y lo acusó de culpar al partido de su propia obsolescencia política y de atribuirle los peores defectos a sus compañeros, a quienes reprocha su desamor y tener que irse “con trastes viejos”.
Omar Fernández, hijo del exmandatario, en su despedida de la entidad posteó un mensaje en el que llamaba a los seguidores de Medina “engreídos del Palacio” y concluyó con la consigna ‘E’ pa fuera que van’, usada por los peledeístas en la campaña de 2004.
Desde el PRM. El dirigente perremeísta Orlando Jorge Mera instó a no confundirse con la división del PLD y aseguró que “ni el anterior ni el de ahora, son el cambio”, que el único que lo simboliza, sin tachas del pasado ni del presente es Luis Abinader, cuyo compromiso es gobernar bien, sin corrupción ni impunidad, por lo que “el cambio va”.