Peligro de desborde río asusta a la comunidad de Uñijica

http://hoy.com.do/image/article/421/460x390/0/2725BFF9-F149-4B02-82BF-2C8ED95D149E.jpeg

MAMEY, Santiago. Los vecinos de la sección de   Boca de Uñijica  y otros parajes  en  Mamey,  están desesperados por el riesgo que los acecha   por el cauce del río del mismo nombre, que atraviesa varias localidades y que mantiene incomunicadas a  unas  cinco mil familias.

La Sociedad Ecológica Los Hidalgos, la  de Padres  y Amigos de la Escuela y las juntas de vecinos de la sección  de Uñijica,  San  Gregorio  y El Progreso, exigieron  del secretario de Obras Públicas  y del Instituto Nacional de  Recursos  Hidráulicos, (Indrhi), que  enfrentar el problema.

El presidente de la junta de vecinos, Ambiorix  Sarita,  sostiene  que lo ideal fuera que se construyera un  puente, desde Boca de Uñijica hasta  Los Saltos, porque  está  incomunicado y lo inexplicable es  que las autoridades dejan  a su suerte a más de 700  niños que tienen  que cruzar el río diariamente como puedan.

“Aquí la vida es sálvese quien  pueda. Nosotros  hemos hecho miles de llamados al gobierno no tanto por el tránsito sino por los estudiantes. Mire la escuela está al cruzar  y  tienen  que  hacerlo como ellos puedan”, comenta.

Para empezar, según resaltó  Freddy Vargas, de la Sociedad Ecológica de los Hidalgos, todas las casas han sido afectadas por el río cuando trae  una corriente de agua extrema, ya  que  los  gaviones construidos fueron  un  engaño.

Los pobladores aseguran que  el año pasado se presupuestó para su reconstrucción   RD$40 millones  y que el Indrhi,  hizo un trabajo pésimo.

“Este  fue un  trabajo mal  hecho, sin estética, sin un estudio de profundidad. Presupuestaron 40 millones de pesos   y en menos de tres meses el río comenzó a llevarse los gaviones  y el problema se convirtió en  otro más difícil, porque el  río comenzó a tener otro cauce”, dijo  Vargas.

Indicó que el río hace varios años “viene hacia nosotros. El cauce principal   bordea el pueblo”.

Advertencia

Los habitantes ruegan  no se produzca una  creciente, porque las  inundaciones  colapsarían  las actividades productivas de Mamey.

Dijeron   que si el  gobierno dispone el arreglo de los gaviones estarán  más vigilantes, para que no se haga un trabajo los perjudique.  De los más afectados por el cauce inesperado  del río Uñijica es Luisa Fermín  de Acevedo  y su esposo Francisco Acevedo, incansables luchadores para que se resuelva el problema.

“El capitán  es el último de salir del  barco”, dice Francisco, por eso  opina que  lucha  en el mismo terreno  y  no descansará  hasta que se  haga un trabajo decente.