Pelota de RD Una necesidad para equipos de GL

Aunque a veces parecen distanciarse las relaciones entre los equipos de Grandes Ligas y los de la liga de béisbol invernal de la República Dominicana, la realidad es otra.

El béisbol dominicano sigue siendo parte importante para los diferentes conjuntos de las mayores, que envían sus jugadores criollos a los distintos conjuntos de pelota invernal para que trabajen cualquier aspecto que deban mejorar.

A continuación citamos algunos ejemplos:

Robinson Canó, quien tuvo un año para el olvido en el 2008, recibió la orden de los Yanquis de venir a trabajar en su swing para corregir algunos fallos que encontraron.

El intermedista de los Mulos tuvo el peor promedio de bateo durante su corta carrera de cuatro años, bateando para .271 luego de batear por encima de .300 los dos años anteriores y lograr average de .297 en el 2005, su temporada de novato con los Yanquis.

El campocorto Jhonny Peralta, de los Indios de Cleveland, recibió instrucciones de jugar con las Aguilas Cibaeñas en la antesala, pues tienen planes de colocarlo en esa posición el próximo año.

Peralta tuvo una buena temporada ofensiva bateando para promedio de .276 con 23 jonrones, 89 remolcadas y 104 anotadas.

Melky Cabrera fue otro jugador que los Yanquis mandaron a trabajar a nuestra pelota. El jardinero estuvo muy por debajo de lo esperado en la recién terminada temporada, y hasta fue enviado a las menores durante un tiempo. Cabrera acumuló 129 partidos en las mayores en el 2008, su cantidad más baja en los tres años que tiene con el equipo de liga grande.

El intermedista de los Mets, Luis Castillo, habló con el equipo neoyorquino el mes pasado y aseguró que iba a ponerse en forma, para lo cual vendría a jugar con los Tigres del Licey.

Castillo reconoció que había decepcionado a los Mets, y dijo que haría todo lo posible por llegar en buena forma a los campos de entrenamiento en el 2009.

El lanzador Francisco Liriano también recibió órdenes de los Mellizos de Minnesota de probar su brazo en el béisbol invernal con los Leones del Escogido. Liriano regresó con los Mellizos el pasado 11 de abril, luego de perderse todo el 2007 recuperándose de una cirugía para reemplazar ligamentos dañados. Aunque tuvo números aceptables, logrando marca de 6-4 con 3.91 de efectividad, los Mellizos esperan que pueda tener un gran año en el 2009.

Otros jugadores que se integraron temprano a sus equipos del béisbol invernal con la intención de prepararse para la venidera campaña de GL son T.J. Peña, Anderson Hernández, Félix Pié, Nelson Cruz, Wilson Betemit, Carlos Gómez y Fernando Martínez, entre otros.