Peña Nieto cambia a titular de Hacienda tras visita de Donald Trump

Peña Nieto cambia a titular de Hacienda tras visita de Donald Trump

El presidente de México, Enrique Peña Nieto. Archivo

CIUDAD DE MEXICO . — El presidente Enrique Peña Nieto anunció hoy la salida del secretario de Hacienda Luis Videgaray y aunque no ofreció las razonas de su dimisión muchos en México la atribuyeron al papel que habría tenido el funcionario en la visita del candidato presidencial republicano Donald Trump.

 Peña Nieto, que detenta los niveles más bajos de popularidad de todo su mandato, no explicó los motivos que llevaron a Videgaray a presentarle la renuncia pero expresó su «más amplio reconocimiento» institucional y personal a quien fue uno de sus más cercanos colaboradores desde antes de llegar a la presidencia.

«Ha sido un funcionario comprometido con México y leal con el presidente de la república. Muchas gracias Luis», dijo en un breve mensaje a la prensa.

 Desde el departamento que dirigía Videgaray tampoco se explicaron los motivos de su dimisión, que llegó una semana después de la visita de Trump que, de acuerdo con algunos medios, habría sido idea de Videgaray.

Peña Nieto negó en una entrevista con Milenio Televisión que la propuesta de invitar al republicano hubiera sido de algún asesor y aseguró que se trató de una iniciativa suya. «Nadie me recomendó (invitarlo). Es una decisión que tomo como presidente de México… Asumo el costo que ha representado este tema», dijo.

Sin embargo, a los pocos días del encuentro empezaron a proliferar informaciones en el sentido contrario.

El diario Reforma publicó, citando fuentes anónimas, que la decisión de invitar a Trump se tomó una semana antes de la visita después de una reunión de Peña Nieto y Videgaray y pese a la desaprobación de la canciller Claudia Ruiz Massieu.

Según este periódico, el ahora exsecretario de Hacienda consideraba que la cita con el republicano sería una señal de estabilización para los mercados ante una eventual victoria del magnate; pero analistas y expertos coincidieron en calificarla de gran error del gobierno que fue humillado, dijeron, por quien había insultado a los mexicanos .

Un exfuncionario con conocimiento del caso y que pidió el anonimato por no estar autorizado a hacer declaraciones, dijo desconocer si la idea partió o no del Videgaray pero aseguró a The Associated Press que tal encuentro no pudo haberse dado sin su consentimiento.

El columnista Carlos Loret de Mola, periodista de Televisa, también atribuyó a Videgaray la idea de la visita.

El exsecretario, de 47 años, es uno de los más cercanos colaboradores de Peña Nieto desde hace años. Fue titular de Finanzas en el Estado de México cuando Peña Nieto era gobernador y luego coordinó la campaña electoral que lo llevó a la presidencia en 2012.

Ambos políticos se han visto afectados por polémicas similares. A fines de 2014 sendas investigaciones periodísticas revelaron posibles casos de conflicto de intereses.

El diario estadounidense Wall Street Journal aseguró que Videgaray había comprado una casa a un polémico empresario que fue favorecido con contratos públicos. Y el portal Aristegui Noticias denunció que la primera dama había adquirido una mansión del mismo empresario, Juan Armando Hinojosa, quien había firmado contratos millonarios cuando Peña Nieto era gobernador del estado de México.

La salida de Videgaray, justo en vísperas de la presentación de los nuevos presupuestos, tiene lugar cuando Peña Nieto alcanza sus menores niveles de aprobación: apenas 23%.

A los malos resultados electorales del oficialista Partido Revolucionario Institucional, que fue castigado en junio por los votantes crispados con los altos niveles de violencia y corrupción, se unió la crítica generalizada al mandatario por su encuentro con el republicano.

En un encuentro con jóvenes Peña Nieto dijo que lo fácil hubiera sido «cruzarse de brazos» ante los insultos de Trump, que llegó a llamar a los mexicanos violadores y criminales, pero que en su lugar optó por encararlo. Sin embargo, la virulencia verbal del mexicano solo se manifestó en Twitter y cuando el republicano ya había salido del país.

En el mensaje ante la prensa que ofrecieron tras la reunión del 31 de agosto Trump dijo que no habían hablado sobre quién pagaría el muro fronterizo que propone construir entre México y Estados Unidos mientras un conciliador Peña Nieto evitó comentar sobre el tema y defendió la importancia del diálogo.

Las críticas contra el mandatario se incrementaron cuando la candidata demócrata a la Casa Blanca Hillary Clinton anunció su rechazo a la invitación de Peña Nieto para viajar a México y calificó el paso de su contrincante por el país de «un vergonzoso incidente internacional».

Para sustituir a Luis Videgaray al frente de Hacienda, Peña Nieto nombró a José Antonio Meade, quien ya ocupó esta cartera de 2011 a 2012, al final del mandato de Felipe Calderón (2006-2012). Durante la actual presidencia, Meade estuvo a cargo de la Cancillería de 2012 a 2015 y luego de la cartera de Desarrollo Social.

Peña Nieto dijo que Meade tendrá el mandato de hacer nuevos ajustes presupuestarios pero que recaerán en el gobierno y no en la ciudadanía. La secretaría de Desarrollo Social estará ahora a cargo de un funcionario que estaba en gobernación, Luis Enrique Miranda Nava.

Publicaciones Relacionadas