Pentágono enviará 13,000 soldados a la guerra

Washington (EFE).- El Pentágono avisará en los próximos días a otros 13.000 soldados de Guardia Nacional que se preparen para ser enviados a Irak a fin de año, indicó ayer una fuente militar.

El gobernador de Oklahoma, Brad Henry, un demócrata, dijo que la convocatoria reiterada de unidades de Guardia Nacional para el servicio en zonas de combate “se ha convertido en una restauración virtual del servicio militar obligatorio”.

Los miembros de Guardia Nacional no son soldados regulares, sino ciudadanos que prestan un servicio voluntario en las unidades que están bajo el mando del gobernador de sus respectivos estados. Habitualmente no se les llama a servicio activo más que una vez cada cinco años.

Un funcionario del Pentágono indicó que para el período fiscal 2008 serán convocados soldados de Guardia Nacional de Ohio, Indiana, Arkansas y Oklahoma.

Recientemente, el Pentágono dispuso el retorno a Irak de unos 9.000 soldados regulares que no habían completado el año de descanso que se considera necesario tanto para la salud de los militares como para la restauración del equipo, el armamento y la instrucción de las unidades.

El Ejército señaló hoy en un comunicado: “Nos preocupan los desplazamientos múltiples y el acortamiento del tiempo de descanso, que tienen implicaciones para la instrucción y las familias”.

“Hay un desgaste, pero el Ejército no está roto”, agregó la declaración.

Los mandos militares “han abusado de la confianza de los miembros de la Guardia Nacional”, dijo Paul Riekchoff, quien encabeza una organización de ex combatientes. “Estos desplazamientos repetidos arruinan las vidas de estos individuos”, advirtió.

   El mismo jefe del Pentágono, Robert Gates, dijo el jueves que “por un período de transición las normas serán violadas”.

   El aviso que pronto se enviará a las unidades de Guardia Nacional no significa, necesariamente, que serán movilizadas y enviadas a zona de guerra.

   “Queremos darles a los soldados el aviso con toda la antelación posible de manera que puedan preparar a sus familias, a sus amigos, y a sus empleadores para el posible desplazamiento”, indicó un funcionario del Pentágono.

   Los avisos afectarán a cuatro brigadas y el Pentágono las convocará como unidades completas, en lugar de formar brigadas con unidades diferentes.

   El funcionario dijo que todas las decisiones sobre movilización y envío de tropas “estarán gobernadas por las condiciones en el terreno”.

   “¿Cuál será el nivel del esfuerzo en enero de 2008? Quién puede saberlo. Será determinado por las condiciones en el terreno y las recomendaciones de los comandantes en la zona”, agregó.

   El funcionario dijo que el tiempo de descanso de un año cada cinco para las reservas y Guardia Nacional, y de uno por cada tres para los soldados regulares “es casi el adecuado”.

   “Pero sabemos que, como país en guerra, no podemos siempre cumplir esas metas que nos hemos fijado”, añadió. EFE