Pepe Sierra, un actor que disfruta la diversidad

A1

El actor Pedro (Pepe) Sierra ama lo que hace. La actuación es parte de su vida desde que tenía siete años, aunque para esa edad, cuenta, que no tenía idea que era una carrera y mucho menos que hoy viviría de eso.
“Básicamente de niño me llevaban a la iglesia y yo participaba en pequeñas obras, a la gente le gustaba como lo hacía. Yo ni siquiera lo veía como un trabajo, pero me decían que tenía talento y era buen actor”.
Hasta que un día, recuerda, estaba en el cine con su mejor amigo, quien le dijo que debería dedicarse a eso. Averiguó y luego se inscribió en la Escuela Nacional de Bellas Artes. Allí se enfocó mucho en desarrollar su habilidad para actuar. Por eso, por su preparación, considera que puede encarnar personajes versátiles.
Por ejemplo, trabajó en la película “Pueto pa’ mí” del director Iván Herrera, encarnando el papel de “Cacheo”, una personalidad completamente distinta al actor, y aunque en los largometrajes le ha tocado de “villano” o “el malo de la película”, expresa que prefiere explorar nuevas aguas.

“Yo trato de que mis personajes se diferencien mucho. En el cine cuando yo inicié se pensaba que solo podía hacer papel de “tíguere”; de hecho hay una producción muy exitosa que salió recientemente en donde a mí se me ofreció algo semejante, tenía un porte psicológico parecido al anterior (Cacheo)”. “Decidí no hacerlo. No mas tígueres de la calle”, dijo entre risas a ¡Alegría!
En septiembre Pepe será parte de la obra “Le Prénom”, bajo la dirección de Antonio Melenciano. Se podrá disfrutar en la Sala Ravelo del Teatro Nacional, de jueves a sábado a las 8:30 de la noche y los domingos a las 6:30 p.m.
Una pieza francesa de comedia que trata el tema de la amistad, los prejuicios y la hipocresía. Así lo identifica el actor, quien a la vez interpreta a Claude, “un músico sinfónico muy noble y sagaz, que se ve involucrado en una situación que se va a develar en la obra”, añade.
Con este papel algunas personas podrían pensar que el aspecto afeminado se marcan bastante. Pepe indica que “las formas externas de Claude, no tienen nada que ver con su preferencia sexual”.
Esta abierto ante las posibilidades, siempre que le ofrezcan un proyecto interesante y con dignidad. “No importa el lugar, puede ser de China, Egipcio o de Chile, solo debe tener esas características para aceptar”.