Perjuicio prohibición afecta toda la frontera

PEDRO GERMOSÉN
p.germosen@hoy.com.do
La prohibición del gobierno haitiano a la venta de pollos y huevos dominicanos en su territorio no sólo perjudica a los productores criollos de ambos productos, sino a todo el comercio de las siete provincias de la frontera, advirtió ayer, preocupado, el senador por Independencia, Juan Orlando Mercedes.

Mercedes  dijo que en caso de que Haití no levante la medida, el presidente Leonel Fernández tendrá que acudir rápidamente en ayuda de los residentes de la frontera, no sólo de Dajabón, sino de las cinco provincias colindantes con el vecino país.   

 El congresista dijo que sólo se ha dado importancia a los inconvenientes que enfrentan los comerciantes de Dajabón, sin tomar en cuenta que la medida de las autoridades haitianas afecta también las actividades  de todos los comerciantes de la frontera.

Advirtió que urge resolver el problema debido a que miles de residentes fronterizos  enfrentan dificultades por los problemas surgidos en el comercio entre Haití y República Dominicana, luego de que el Gobierno de René Preval prohibiera la compra de pollos y huevos producidos aquí.

Señaló que esta situación se produce  luego del paso de las tormentas Noel y Olga, que provocaron cuantiosos daños a la ganadería, la agricultura y la escasa  infraestructura de la provincia Independencia donde no hay industrias, ni zonas francas, ni grandes fuentes de trabajo.

Mercedes lamentó que las autoridades haitianas prohibieran unilateralmente la comercialización de pollos y huevos procedentes de la República Dominicana, sin tomar en cuenta las tradicionales relaciones comerciales entre ambos países.

Recordó que  muchos dominicanos se arriesgaron a llevar hacia Haití azúcar y combustibles cuando ese país era objeto de un bloqueo internacional.