Perón y Evita, Leonel y Margarita

18_10_2019 HOY_VIERNES_181019_ Opinión10 A

En Julio se cumplieron 67 años del fallecimiento de Evita. Murió de 33 años, haciéndose inmortal como ícono, mito, fetiche, “tótem”, santa. No hay Evita sin Perón, ni Perón sin Evita. En los inicios, Evita colaboró con Perón en el Ministerio de Trabajo. Un golpe de Estado lo destituyó y apresó en la isla Martín García y el Hospital Militar. En octubre 17, 1945 indignadas multitudes obreras, frente a la Casa Rosada exigieron y lograron su libertad. Esa ocasión se consagró como “Día de la Lealtad”. Perón abandonó la milicia, se postuló y ganó la presidencia, apoyado por Evita, que fue la primera mujer que participó en campaña y tuvo poder político: Creó el Partido Peronista Femenino, logró la aprobación del voto de las mujeres y fue “Abanderada de los Humildes” con su Fundación Eva Perón. Entre 1946 y 1952 pronunció 285 discursos, disertaciones y charlas, solidificando a Perón.
En mayo 1°, 1949 Evita expresó: “Sabemos que estamos ante un hombre excepcional, sabemos que estamos ante el líder de los trabajadores, ante el líder de la patria misma, porque Perón es la patria y quien no esté con la patria es un traidor”. En agosto 31, 1951 en su “Renunciamiento” a la vicepresidencia proclamó: “Yo evoco…el recuerdo del 17 de octubre de 1945…”, …”No tenía,… ni tengo en estos momentos, más que una sola ambición, una sola y gran ambición personal: que de mí se diga, cuando se escriba el capítulo maravilloso que la historia seguramente dedicará a Perón, que hubo al lado de Perón una mujer que se dedicó a llevarle al presidente las esperanzas del pueblo, que luego Perón convertía en hermosas realidades, y que a esa mujer el pueblo la llamaba cariñosamente Evita”.
En septiembre 28, 1951, intentaron un golpe de Estado bombardeando multitudes. Evita, desde su lecho de enferma, ordenó a líderes de la CGT comprar miles de ametralladoras para “milicias obreras de autodefensa”. El “Día de la Lealtad” de 1951 Evita, bajo calmantes, fue condecorada por Perón y pronunció un emotivo discurso: “Espero que Dios oiga a los humildes de mi Patria para volver pronto a la lucha”… “Y les pido sólo una cosa, estoy segura que pronto estaré con ustedes pero si no lo llegare a estar por mi salud ayuden a Perón, sigan fieles como hasta ahora con Perón. Yo no quise ni quiero nada para mí. Mi gloria es y será siempre el escudo de Perón y la bandera de mi pueblo”.
Perón se reeligió con 62% en 1951 y asumió en Junio 4, 1952. Evita, sin poder mantenerse en pie por sí misma, estuvo erguida con un arnés de metal y correas, oculto bajo su abrigo, para desfilar en auto junto a Perón hacia la juramentación En Mayo 1°, 1952 en su discurso final dijo: “…el General me pide que sea breve”… “quiero que mi pueblo sepa que estamos dispuestos a morir por Perón y que sepan los traidores… que iremos a hacer justicia por nuestras manos”… “Estoy con ustedes para ser un arcoíris de amor entre el pueblo y Perón”. Evita falleció en julio 1952. Fue primera dama y renunció a ser vicepresidenta. Muerta Evita, Perón enfrentó varias crisis y fue derrocado en septiembre 1955. Siendo leal, Evita descuidó su salud ofrendando su vida a la causa de Perón, quien reconoció toda su valía. Recuperar el cadáver de Evita, secuestrado por golpistas, fue santa cruzada para Perón. Evita no se auto limitó exaltando a Perón sino que acrecentó históricamente su carácter multifacético: “Hija ilegítima, actriz, amante, agradecida, esposa, mensajera, fundadora, oradora, renunciataria, mártir, momia, santa”.
Leonel, ya habiendo sido presidente, ungió primera dama a Margarita y promovió su vicepresidencia dos períodos. Evita nunca titubeó sobre Perón. ¿Vacilaría Margarita cuando musitó “perder perder”, sobre Danilo y Leonel, sugiriéndose como candidata triunfante, por su favorabilidad en encuestas? ¿Rectificaría dando un ósculo público a su esposo? Con los cónyuges en sintonía política, ¿devendría la boleta “Perón-Perón” (Juan Domingo presidente- Evita vice), en “Fernández-Fernández” (Leonel presidente-Margarita vice)? Ahora la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner se autopostuló como vicepresidenta y proclamó a Alberto Fernández para presidente. ¿Podría Leonel configurar otra boleta análoga, rebautizada “Cedeño-Fernández” (Margarita presidenta-Leonel vice)? ¿Proclamaría que “Con ella, vuelve él”? ¿Existirían otras posibilidades? ¿Se doblegaría Leonel nuevamente, “por el partido “como en 2016? En cambio, ¿decidiría Leonel conseguir una valoración histórica positiva emulando al excelso Mahathirque, con 92 años, abandonó su retiro de exgobernante de Malasia para actuar en una coalición que derrotó el continuismo del que fue su propio partido? ¿Recordaría Leonel que Bosch le dijo al presidente “Negro” Trujillo que lo más importante es terminar bien? Apoyada por los mejores ciudadanos, la democracia triunfará en el 2020.