Persigue explotación de menores

POR DIEGO PESQUEIRA
La Procuraduría General de la República anunció ayer que inició una guerra contra la explotación sexual de menores, que no se detendrá hasta acorralar y encarcelar a todas aquellas personas que se dedican a ese tráfico humano.

El procurador adjunto Frank Soto informó que fueron cerrados prostíbulos en diferentes localidades donde se traficaba con menores, pero que esto es sólo parte de las acciones de la para prevenir la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes.

Soto, quien coordina las investigaciones contra la trata de migrantes y la explotación sexual de menores, dijo que fueron cerrados el bar Saca Punta, en Montecristi, así como el Casa Blanca, en Santiago.

Aseguró que existe la disposición de enfrentar de manera decidida a los proxenetas.

Soto dijo que la Procuraduría tiene un departamento para vigilar la red de la Internet, dirigida por dos ingenieros en Informática para rastrear páginas en la red mundial o web que se dediquen a la pornografía infantil o de adolescentes.

“En la guerra contra la explotación sexual de menores, la Procuraduría General de la República está trabajando de manera coordinada con los ministerios públicos del Distrito Nacional, la provincia Santo Domingo, Santiago, Montecristi y otras localidades”, dijo.

Aseguró que no desmayarán hasta ver tras las rejas a los proxenetas, perpetradores y pedófilos que se aprovechan de la inocencia de jóvenes y niños que por ingenuidad o necesidad caen en sus redes.