Persiste desabastecimiento de productos en Venezuela

El vicepresidente económico Rafael Ramírez hizo ayer el anuncio del pago de las deudas.

CARACAS. AFP. El gobierno venezolano pagará más de 2,100 millones de dólares en deudas a importadores y empresas extranjeras, anunció el vicepresidente económico Rafael Ramírez en momentos en que el país atraviesa un agudo desabastecimiento por impagos a importadores y prestadores de servicios, estimados en USD 14,000 millones.

Ramírez precisó en conferencia de prensa que la semana que viene se pagarán 1,188 millones de dólares en deudas de 2012 y 2013 a 939 empresas pequeñas y medianas de sectores prioritarios. “Hemos tomado el criterio de liquidar el 100% del monto a esas empresas. No vamos hacer una liquidación parcial”, dijo.

Otros 930 millones de dólares se asignarán para realizar pagos parciales a grandes empresas de diversos sectores.

Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras mundiales y que importa casi todo lo que consume, enfrenta una sequía de divisas por lo cual hay un desabastecimiento crónico que abarca medicinas y alimentos básicos, pero también productos de higiene, suntuarios o insumos industriales.

“Estamos haciendo una liquidación que resuelve de manera completa la liquidación de 2012 y 2013”, dijo Ramírez, que a su vez dirige la petrolera estatal Pdvsa, fuente hegemónica de divisas en Venezuela.

Las pymes que recibirán los pagos totales –según el ministro– son de los sectores salud, agropecuario, químico e industrial. “Vamos a comenzar a convocar a estos sectores a partir del día lunes y liquidar estas divisas en el transcurso de una semana”, destacó.

Al mismo tiempo, Ramírez anunció que se avanza en planes para abonar parte de los pendientes con grandes empresas, que en una primera etapa recibirán poco más de 900 millones de dólares: 486 millones para líneas aéreas, 320 millones para el sector alimentos y 123 millones el de telecomunicaciones.

Penuria crónica.-

En un país bajo estricto control de cambios desde 2003 y donde el gobierno ejerce el monopolio de las divisas, la sequía de dólares –pese a los altos precios del petróleo– generó una situación de escasez permanente. Las empresas importadoras y suministradoras de servicios afirman que el gobierno les adeuda 14.000 millones de dólares, que a su vez ellas deben a sus casas matrices o proveedores extranjeros que les han cortado los créditos.

Para surtir su despensa, el venezolano de a pie se lanza cotidianamente a un recorrido de supermercado en supermercado para, luego de realizar filas por horas, obtener –si tuvo suerte– leche uruguaya, carne nicaragüense, pescado chileno, café brasileño, harina canadiense, toallas desechables colombianas o papel higiénico estadounidense.