Persisten maltratos a menores

SORANGE BATISTA
s.batista@hoy.com.do
El mes de Prevención del Abuso Infantil en el país encontró a una población de niños, niñas y adolescentes abusada y maltratada, con porcentajes que sitúan el 45 por ciento como víctimas de abuso físico, 39   psicológico y 33  sexual.

A estos tipos se adiciona la explotación infantil con 436,000 menores trabajadores, de los 2.4 millones que conforman su población en el país.

Los datos, tomados del Instituto de la Familia y la Secretaría de Estado de Trabajo, fueron publicados en la revista Ministerio Público de la Procuraduría General de la República en su más reciente edición.

De acuerdo con la publicación hasta hace poco tiempo en la República Dominicana el castigo físico y psicológico era  un método normal de corrección de la infancia, sin embargo, aunque esa tendencia se ha reducido,  todavía padres, madres y tutores recurren a ese procedimiento, a veces de manera brutal.

Más de 25,000  en explotación sexual.  Estadísticas del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), revelan que poco más de 25,000 niños, niñas y adolescentes se encuentran bajo la explotación sexual comercial. Y otras investigaciones señalan que alrededor de 1,000 viven en las calles.

Menores Trabajadores.

Las peores condiciones de explotación infantil se registran en los campos dominicanos, donde está el 18,4 por ciento de los niños que realizan labores propias de adultos.

Según la publicación se estima que hay niños que comienzan a trabajar en la agricultura a partir de los cinco o seis años.

Según los  muestreos   en 10 años la cantidad de menores en esas condiciones sólo bajó seis puntos porcentuales, debido a que para 1994, según la Encuesta Demográfica y Salud (ENDESA),  el 19 por ciento de los niños y adolescentes  de 7 a 17 años de edad realizaban algún tipo de trabajo.

Zoom

Abuso Infantil

El trabajo infantil a partir de los 5 ó 6 años afecta  la salud y el desarrollo psicoemocional de los niños, niñas y adolescentes.

La zona Sur de RD aparece como la más traumática, donde un 40% de los menores han sido explotados en sentido general.

Las peores condiciones de explotación infantil se registran en los campos dominicanos, donde está el 18,4% de los niños que realizan labores propias de adultos.