Perspectivas de crecimiento global de FMI en mínimo de 10 años

Washington (United States), 16/10/2019.- Kristalina Georgieva, Managing Director of the IMF, participates in the 'Can Central Banks Fight Climate Change?' discussion at the IMF Headquarters in Washington, DC, USA, 16 October 2019. The annual meetings continue through 19 October. (Estados Unidos) EFE/EPA/ERIK S. LESSER
Washington (United States), 16/10/2019.- Kristalina Georgieva, Managing Director of the IMF, participates in the 'Can Central Banks Fight Climate Change?' discussion at the IMF Headquarters in Washington, DC, USA, 16 October 2019. The annual meetings continue through 19 October. (Estados Unidos) EFE/EPA/ERIK S. LESSER

El Fondo Monetario Internacional rebajó por quinta vez consecutiva sus perspectivas de crecimiento global para 2019, citando un debilitamiento generalizado de las economías más grandes del mundo a medida que las tensiones comerciales afectan la expansión.
La economía mundial crecerá 3% este año, por debajo de la lectura de julio de 3,2%. En tanto, la estimación para 2020 se redujo de 3,5% a 3,4%, informó el martes el fondo en su último informe sobre las Perspectivas de la Economía Mundial. La proyección para este año sería la más débil desde 2009 –cuando la economía mundial se contrajo–, ya que el fondo redujo las estimaciones desde Estados Unidos y Europa hasta China e India.
“Con una desaceleración sincronizada y una recuperación incierta, la perspectiva global sigue siendo precaria”, escribió en el informe la consejera económica y directora del Departamento de Estudios del FMI, Gita Gopinath. “No hay espacio para errores de políticas y existe una necesidad urgente de que los responsables procedan a desescalar cooperativamente las tensiones comerciales y geoestratégicas”.

La última disminución de las perspectivas, justo antes de las reuniones anuales del FMI y el Banco Mundial que se celebrarán esta semana en Washington, refleja los costos económicos de los aranceles más altos. Funcionarios de todo el mundo se reunirán al tiempo que las políticas comerciales del presidente Donald Trump siguen siendo una de las mayores amenazas mundiales. Los inversionistas esperan una mayor claridad sobre si el avance de la semana pasada en las conversaciones entre EE.UU. y China aliviará las incertidumbres mundiales.

La estimación del crecimiento global para 2019 realizada a mediados de 2018 era de hasta 3,9%. El FMI mencionó un impulso económico moderado y una inversión más débil, por lo que redujo su estimación para el crecimiento del volumen comercial a un ritmo “casi estancado” de solo 1,1%, frente a la proyección del año pasado de un alza de 3,6%, aunque también estima un repunte a 3,2% en 2020.

El informe del FMI señaló que “los riesgos en torno a los pronósticos de base se mantienen inclinados a la baja”, pero la reciente flexibilización monetaria en muchos países “podría elevar la demanda más que lo proyectado, especialmente si las tensiones comerciales entre EE.UU. y China se atenúan y se evita un brexit sin acuerdo”.

Esas y otras amenazas han provocado advertencias de ambos líderes de las entidades globales al tiempo que el nuevo liderazgo toma el control. La economista búlgara Kristalina Georgieva, que antes fue directora general del Banco Mundial, asumió como directora gerente del FMI el 1 de octubre, para suceder a Christine Lagarde. El presidente del Banco Mundial, David Malpass, fue seleccionado en abril.

Georgieva ofreció una imagen negativa en su primer discurso importante la semana pasada, y dijo que una desaceleración más profunda podría hacer necesario un estímulo fiscal coordinado. Ella ha dicho que su primera prioridad es ayudar a los países miembros a reducir el riesgo de crisis y hacer frente a posibles recesiones.

Los líderes empresariales también se muestran más cautelosos. El director ejecutivo de JPMorgan Chase & Co., Jamie Dimon, también asumió una postura cautelosa sobre la economía global el martes, y responsabilizó a las tensiones comerciales y los problemas geopolíticos en los resultados financieros del tercer trimestre del banco.

Estimaciones de crecimiento. Economistas del FMI disminuyeron sus estimaciones para las economías más grandes. El fondo redujo sus estimaciones de crecimiento de EE.UU. para 2019 en 0,2 de punto porcentual a 2,4%, pero lo elevó en el mismo margen a 2,1% para el próximo año.

Las proyecciones de crecimiento de la eurozona se redujeron para este año y el próximo, a 1,2% y 1,4%, respectivamente. Las estimaciones para Alemania, Francia, Italia y España se rebajaron para ambos años. La previsión de crecimiento del Reino Unido para este año se contrajo a 1,2%. Las proyecciones de China se redujeron para ambos años, a 6,1% y 5,8% respectivamente.

El FMI señala que se espera que el continuo respaldo a las políticas en las principales economías y la estabilización en algunas economías emergentes estresadas eleven modestamente el crecimiento durante el resto de 2019 y en 2020.

“La economía mundial enfrenta difíciles vientos en contra”, según el informe. “A pesar de que la reciente disminución de las tasas de interés a largo plazo amplía el margen de maniobra fiscal, se prevé que el entorno mundial estará caracterizado por un espacio relativamente limitado dentro del cual la política macroeconómica podrá luchar contra las desaceleraciones y el debilitamiento de los flujos comerciales, en parte como consecuencia del aumento de los aranceles comerciales y la prolongada incertidumbre que continuaría rodeando las políticas comerciales”.
1. Menor crecimiento
La proyección para este año sería la más débil desde 2009 –cuando la economía mundial se contrajo–, ya que el fondo redujo las estimaciones desde Estados Unidos y Europa hasta China e India.

2. Tensión comercial
El informe del FMI señaló que “los riesgos en torno a los pronósticos de base se mantienen inclinados a la baja”, pero la reciente flexibilización monetaria en muchos países “podría elevar la demanda más que lo proyectado, especialmente si las tensiones comerciales entre EE.UU. y China.