Pese a turbulencias financieras, euro se ha fortalecido

Dibujo

Mientras las turbulencias financieras se están llevando por delante al petróleo, los índices de las bolsas de casi todo el mundo, el euro ha vuelto a convertirse en una especie de activo refugio donde el dinero se esconde mientras los tornados arrasan con el resto de activos.

Este escenario podría truncar los planes del BCE, según publica el diario El Economista.

Aunque el euro no se ha fortalecido demasiado respecto al dólar desde que comenzara este 2016, la moneda única ha ganado más de un 1,4% en el índice que calcula el Banco Central Europeo (BCE).

Un índice sintético en el que se analiza la cotización del euro en una cesta de divisas ponderadas por la importancia comercial de cada una de ellas respecto a la Eurozona.

Este índice ha pasado de una puntuación de 92,72 el 31 de diciembre de 2015 hasta superar los 94 puntos esta semana, una apreciación considerable que deja entrever el interés de inversores y demás agentes económicos por el euro en momentos muy tensos en los mercados emergentes.

Como ocurrió durante las fuertes turbulencias vividas en verano del 2015, el euro se fortaleció ante las debilidades que muestran otros regiones del mundo. Durante aquellos meses de verano el euro subió más del 4% frente a una cesta de divisas de países desarrollados en el último mes. Subió frente a la mayoría de monedas importantes, como el dólar, el yen, el franco suizo o la libra. Y además lo estuvo haciendo a pesar de las medidas de estímulo del BCE, que está expandiendo la cantidad de euros disponibles. Aunque sea una muestra de confianza en el futuro del euro tras la crisis griega, complica los esfuerzos de Mario Draghi, presidente del BCE, para reavivar el crecimiento.