Petro, primer presidente de izquierda en Colombia

Petro, primer presidente de izquierda en Colombia

Gustavo Petro ha logrado algo que hace unas décadas era impensable.

Culminando una senda de la que otros predecesores con sus mismas ideas fueron expulsados, después de sufrir persecuciones, amenazas e incluso asesinatos

Gustavo Petro asume mañana como primer presidente de izquierdas de Colombia, culminando una senda de la que otros predecesores con sus mismas ideas fueron expulsados, después de que sufrieran persecuciones, amenazas e incluso asesinatos.

La llegada de un exguerrillero a la Presidencia de Colombia es casi tan significativa como el hecho de que ahora tendrá a mano la espada del Libertador Simón Bolívar, que la guerrilla que él mismo integró, el Movimiento 19 de Abril (M-19), robó hace 48 años de la céntrica Quinta de Bolívar.

Tras la desmovilización de esta guerrilla urbana, la espada fue devuelta al Estado y ahora está custodiada en la Casa Nariño.

Petro ha logrado algo que hace unas décadas era impensable. Carlos Pizarro, excomandante del M-19 y el primer exguerrillero que se presentaba a la Presidencia, fue asesinado en 1990 cuando la intención de voto le daba 60 %, en un crimen que se ha atribuido al Departamento Administrativo de Seguridad, desmantelada agencia inteligencia.

«Los mejores cuadros -hombres y mujeres- de la izquierda colombiana murieron en el intento, fueron asesinados por sus creencias, por su ideología, por sus posturas políticas», recuerda a Efe la hija de este líder, María José Pizarro, senadora por la formación de Petro, el Pacto Histórico.

No fue un caso aislado. En esa misma campaña, el candidato de la Unión Patriótica (un partido de izquierdas surgido tras un intento fallido de paz con las FARC en 1985), Bernardo Jaramillo Ossa, también fue asesinado. Su partido, la UP, sufrió un genocidio que la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que tiene un caso judicial abierto para juzgarlo, ha cifrado en 5,195 militantes asesinados o desaparecidos. «Es hecho histórico después de dos siglos de hegemonías de partidos tradicionales que han intentado destruir un proceso democrático», subraya la presidenta de UP. ahora integrada en coalición del futuro Gobierno, Aída Avella, que estuvo 15 años exiliada tras sufrir atentado.

Le invitamos a leer: Blinken afirma acciones de China en Taiwán “no tienen justificación»

Publicaciones Relacionadas