“Picasso y otros: Vestir la Danza”

http://hoy.com.do/image/article/52/460x390/0/092E588E-A3DF-4104-9971-3B2DDA332BC2.jpeg

POR MARÍA MERCEDES
Las obras que forman parte de la exposición “Picasso y otros: Vestir la Danza”, regala a cada persona que la observe la oportunidad de conocer más a fondo a Pablo Picasso. Es que esta magnífica exhibición está compuesta por siete trajes diseñados por Pablo Picasso para el ballet “El sombrero de tres picos” de Manuel de Falla, una maqueta escénica de Salvador Dalí, ocho trajes de escena de distintas épocas utilizados por grandes figuras del baile español, afiches de espectáculos de danza, fotos de bailarinas célebres de flamenco y de folclore.

También son parte de las piezas que durante 45 días exhibe el Centro Cultural de España, los 30 figurines para cabaret y revista musical de Álvaro Retana, fotos del género frívolo español del siglo XX, revista, cabaret, music hall y canción ligera.

La muestra que alberga los cuatros salones de esa institución cultural española, es la primera en su género que visita República Dominicana, gracias a la colaboración del Museo Nacional del Teatro, con sede en Almagro, España.

Javier Aiguabella, director del CCE, dijo que la muestra es una selección de los trajes y vestidos del ballet “El sombrero de tres picos” del compositor español Manuel de Falla, diseñados por el genial Pablo Piccaso en 1919, por encargo del famosísimo Ballet Ruso de Diaghilev. “Era la primera vez que Picasso incursionó en el terreno del diseño para el teatro y la danza; y la primera vez que estos fantásticos diseños son exhibidos en América”.

“Picasso incursionó en el mundo de la danza a través de su segunda mujer –única y legítima, pues no contrajo matrimonio con ninguna de las restantes–, la bailarina rusa Olga Koklova, quien era integrante del elenco de los famosísimos ballets rusos”.

Sobre la compañía, dirigida por el carismático Serge Diaghilev, aclaró que ésta revolucionó entre 1915 y 1929 el mundo del ballet, presentando por toda Europa espectáculos de gran belleza y calidad, producto del trabajo en equipo de los más innovadores compositores: Manuel de Falla, Joaquín Turina, Eric Satie, Darius Milhaud e Igor Stravinsky; los libretistas Jean Cocteau, Martínez Sierra, Georges Auric, Sacheverell Sitwell; los coreógrafos Leonide Massine, Serge Lifar; los escenográfos Max Ernst, Robert y Sonia Delaunay; pintores y diseñadores de la época.

“De esta compañía, especialmente la música y la danza españolas –incluyendo naturalmente el flamenco- fascinaban a Serge Diaghilev, siendo el origen y el tema de muchos de esos espectáculos”, aseguró.

Entre los grandes pintores españoles que colaboraron en los decorados y el vestuario no sólo estaba Picasso, sino también Juan Gris, Joan Miró, Salvador Dalí, José María Sert y Pedro Pruna.

“Pero fue Picasso quien definitivamente introdujo la modernidad en la escenografía y en la presentación general de los ballets”, resaltó.

Su originalidad y el gran efecto plástico que produjeron en el escenario revolucionaron para siempre el concepto de vestuario para la danza y el teatro, y abrieron el camino a seguir a muchos diseñadores y artistas a lo largo de todo el siglo XX.

También se exhiben 30 figurines originales del gran diseñador de los años 20, 30 y 40, Álvaro Retana, talentoso creador de vestuario para cabaret y music-hall, géneros que en España se denominaban “revista”.