Pide a ADN traslado vendedores Mercado Nuevo

6D_Economía_28_3,p01

La directora del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), Anina del Castillo, demandó de la Alcaldía del Distrito Nacional (ADN) el traslado de cientos de vendedores del Mercado Nuevo a otros centros de acopio construidos por el Gobierno, tras asegurar que ese centro de abasto sobrepasó su capacidad, además de que opera en condiciones que ponen en riego la salud de miles de consumidores.
“Aproximadamente el 65% de los colmados, puestos de frutas, cafeterías y otros comercios del Gran Santo Domingo se abastecen del llamado Mercado Nuevo, y como consumidores tenemos derecho a alimentos inocuos”, declaró la funcionaria.
Indicó que ese mercado tiene capacidad para 800 vendedores, sin embargo hay 1,260 fijos y más de 4,000 ambulantes.
Dijo que es una responsabilidad del ADN el traslado de miles de vendedores que hacen negocios en el Mercado Nuevo, sin embargo esa entidad no cumple con su función, por lo que hay tres mercados que construyó el Estado, entre ellos el Merca Santo Domingo, que operan casi vacios a pesar de la cuantiosa inversión que se realizó para levantar esas obras.
Recordó que Pro Consumidor viene trabajando con el Mercado Nuevo desde principios de este año, a través de diversos encuentros con las juntas de vecinos, líderes comunitarios, asociaciones de vendedores, centros educativos y otros aliados interinstitucionales, con el propósito de mejorar las condiciones de insalubridad en que se encuentra ese centro de acopio.
Indicó que en una primera etapa se está trabajando con un aproximado de 389 proveedores dedicados a la venta de carnes, embutidos, frutas y vegetales, sosteniendo que en esta fase inicial se les exigirá a los vendedores cumplir con ciertos requisitos para poder operar o de lo contrario se clausurarán sus establecimientos.

A partir de la incorporación de esta iniciativa, los comerciantes tendrán un plazo para ejecutar los requisitos solicitados en sus establecimientos. Mediante un monitoreo de seguimiento se observarán sus avances y los que cumplan serán certificados con el programa Buenas Prácticas Comerciales.