Pide a Ministerio de Educación aplicar prácticas INABI a compras

e1

La Asociación Dominicana de la Pequeña y Mediana Industria (Adopmi) pidió al Ministerio de Educación que las buenas prácticas del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABI) se apliquen en la compras de muebles escolares, donde afirman que no se cumple con las normas para las licitaciones, en perjuicio de la industria local.
Adopmi aboga por una voluntad política que elimine la burocracia para que los sectores productivos puedan desarrollarse.
Los directivos de Adopmi entienden que INABI es una de las pocas instituciones del Estado que está cumpliendo con los mandatos del presidente de la República, Danilo Medina, que tienen como finalidad impulsar a la industria nacional para que haya desarrollo económico sostenible y equitativo.
Durante su participación como invitados en el Encuentro Económico de HOY, los directivos de la asociación Silverio Ramírez, presidente; Silver Ramírez, vicepresidente; Alexandra Yunén, consultora legal, y los miembros Rafael Suazo, Alfredo De Oleo, Josme Ramírez, Alfonso Gil y William Rosario afirmaron que el director de INABIE, René Jáquez Gil, está realizando una muy buena gestión frente a esa dependencia descentralizada, adscrita al Ministerio de Educación, la cual fue creada con la finalidad de promover los servicios de transporte, nutrición escolar, servicios de salud, entre otras iniciativa en beneficio de los estudiantes de las escuelas públicas del país.
Lamentaron que otras instituciones del Estado no estén en consonancia con las intenciones del presidente Medina, lo que afecta a la economía nacional.
Afirmaron que una de esas entidades públicas que no cumple con iniciativas del mandatario, que están contempladas en leyes, es el Ministerio de Educación, entidad que afirman tiene alrededor de 200 demandas por el incumplimiento de licitaciones que afectan a decenas de micro, pequeñas y medianas industrias.
Plantearon que se necesita de voluntad política para acabar con prácticas desleales y poco transparentes que se dan en esos procesos.
Sostienen que a pesar de que se ha denunciado en varias ocasiones, en Educación continúa la práctica de favorecer a “empresas de carpetas” en los procesos de licitación para la fabricación de mobiliario escolar.
Aseguraron que son muchas las empresas que no tienen “ni un taladro” que han sido favorecidas en detrimento de cientos de talleres de 10 y 15 años que sí tienen las instalaciones y capacidad para la fabricación de esos muebles, a precios competitivos y con muy buena calidad.
Dijeron que esas empresas privilegiadas lo que hacen es que ganan las licitaciones y en vez de fabricar en el país importan los muebles.
Indicaron que el 80 % del mobiliario con el que se equipa a las escuelas públicas en el país son importados.
Resaltaron que instituciones del sector privado sí han valorado la calidad de los productos de fabricación local
Señalaron que esa prática de importación empezó a partir del 2000 y que en vez de bajar, sigue aumentando a pesar de que mediante el decreto 164-13, el presidente Medina dispuso que todas las instituciones públicas, sujetas a la Ley 340-06 y sus modificaciones, deberán realizar sus compras y contrataciones a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes).

Recordaron que la disposición gubernamental establece que los bienes y servicios que adquieran las instituciones públicas tendrán que ser exclusivamente de origen, manufactura o de producción nacional, siempre y cuando existan Mipymes que puedan ofrecerlos.

Agregaron que el artículo 2 del decreto establece que para que los productos manufacturados o industriales sean considerados de producción nacional, su valor total de insumos importados no deberá superar el 65 por ciento del precio de venta del bien terminado.

Se quejaron de que no haya supervisión para que esas medidas sean una realidad, a pesar de que los resultados de las importaciones no son favorables para la economía local porque hacen que se pierdan miles de empleos, aumentando así la delincuencia, se compren divisas y lleva a la quiebra a industrias locales.
Destacaron, por ejemplo, el impacto positivo que tiene la fabricación de muebles en las industrias del acero, pintura, madera, metalmecánica, entre otras, por lo que piden al Gobierno solucionar esa situación.
Abogaron por un cambio en la forma de licitación que convoca el Ministerio de Educación.
Contrataciones públicas. Los directivos de Adopmi valoraron también la buena gestión y esfuerzo que realiza la directora de Contrataciones Públicas, Yokasta Guzmán.
Señalaron que el pasado mes de enero la Dirección General de Contrataciones Públicas decidió suspender más de 75 licitaciones convocadas por Educación por las irregularidades que presentaban.