Pide acuerdos en crisis Irán

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/2285CF31-C4F3-4972-821E-0BE6286A7B52.jpeg

MOSCU (AFP) – Rusia instó el sábado a occidentales e iraníes a dar muestras de “buena voluntad” para alcanzar un acuerdo en la crisis nuclear, después de un encuentro entre el principal negociador iraní para temas nucleares, Ali Larijani, y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Después de la reunión, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, opinó desde la residencia presidencial de Novo Ogarevo, al noroeste de Moscú, que quedaba margen de maniobra para debatir la propuesta presentada a Irán en julio por las seis grandes potencias internacionales. “Irán respondió a esas propuestas y pensamos que, mostrando buena voluntad, hay una posibilidad, a partir de la propuesta de los seis y teniendo en cuenta la respuesta de Irán, de encontrar unas bases aceptables para todos que relancen las conversaciones”, declaró Lavrov

“En los días venideros, proseguiremos nuestros contactos con los seis (países) que propusieron a Irán ideas para que sirvan como base para el inicio de negociaciones”, añadió.

El ministro ruso se refería a la última propuesta de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania, que prevé incentivos económicos para la República Islámica a cambio de que suspenda sus actividades de enriquecimiento de uranio.

En julio pasado, estas seis superpotencias dieron un plazo a Irán para que aceptase sus propuestas si no quería ser sancionado y, luego, el Consejo de Seguridad aprobó la resolución 1696 que fijaba el 31 de agosto como fecha tope para que pusiera fin al enriquecimiento de uranio, un ultimátum que el régimen iraní nunca cumplió.

Llegado el viernes a la capital rusa para una visita de dos días, Ali Larijani mantuvo una larga entrevista con Lavrov y con el secretario del Consejo Ruso de Seguridad, Igor Ivanov.

Pocas noticias trascendieron de estos encuentros, que tratan, según el alto responsable iraní, de “encontrar una solución” a la crisis nuclear.

El viernes, Larijani amenazó con revisar la cooperación iraní con la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) si el Consejo de Seguridad de la ONU aprobaba, sin tener en cuenta las enmiendas rusas, el proyecto de resolución elaborado por los países europeos, que prevé imponer sanciones económicas a Irán.

“Examinaremos de nuevo nuestras relaciones con la AIEA si la ONU adopta la resolución de la troika europea sin tener en cuenta las enmiendas presentadas por Rusia”, advirtió.

“La aprobación de esta resolución sobre el programa nuclear iraní no ayudará a encontrar una solución política a esta cuestión”.

Las seis potencias (Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania) no han alcanzado todavía un acuerdo sobre el texto, que prevé sanciones económicas y comerciales contra Irán por negarse a suspender el enriquecimiento.

Rusia quiere introducir enmiendas que supriman, entre otras cosas, cualquier mención a las sanciones individuales -prohibición de viajar y bloqueo de los activos financieros en el extranjero- contra los iraníes relacionados con las actividades nucleares.

Aliado tradicional de Irán, Rusia intenta todavía desempeñar un papel en la disputa entre Teherán y la comunidad internacional.

Moscú quiere presentar una propuesta que concilie las ambiciones energéticas iraníes y las preocupaciones occidentales creando una sociedad ruso-iraní que enriquezca el uranio iraní en Rusia.