Pide flexibilizar normas aplican créditos bancarios

POR ALEIDA PLASENCIA
El empresario Celso Marranzini abogó ayer porque rápidamente las autoridades monetarias y la Superintendencia de Bancos flexibilicen con relación a las normas que se les aplican a las carteras de clientes de la banca.

Con esa medida, entiende Marranzini, se fomentaría el acceso de las empresas al financiamiento a tasas de interés asequibles.

Sostuvo que flexibilizar al respecto no quiere decir “que se relajen las normas”, sino contribuir a que las empresas obtengan financiamiento para poder tener el capital de trabajo que perdieron por efecto de la crisis económica.

Consideró también que las autoridades monetarias deben tomar acciones que conlleven a que la baja en las tasas de interés pueda beneficiar la posibilidad de las empresas de tomar dinero prestado en los bancos.

Sectores de la industria y el comercio, en diferentes ocasiones, se han quejado de que las normas que se aplican actualmente a las carteras de los bancos, dificultan que los usuarios del financiamiento califiquen en categorías A y B, en las cuales las tasas de interés que se obtienen son las más bajas.

Este es el momento ideal para que las autoridades monetarias y la Superintendencia de Bancos flexibilicen una serie de normas que imposibilitan tomar dinero prestado, sostuvo.

Dijo entender que la rigidez de las normas prudenciales (que tienden a reducir el acceso de los usuarios a préstamos en los bancos), es parte de los acuerdos a los que arribó el país con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “Pero el FMI tiene que entender que la crisis (económica) en el país, no solamente afectó al Gobierno y a los bancos, sino también al sector empresarial, el cual perdió parte de su capital y necesita acceder a financiamiento para poder recuperarse”, añadió.

Consideró que la baja que se ha producido en las tasas de interés bancarias no es peligrosa, siempre y cuando se mantenga la inflación controlada.

“La inflación para los primeros tres meses del presente año, no llegó al 1% y si esa tendencia persiste, vamos a tener una inflación por debajo del dígito”, dijo, al cierre del 2005.

Consideró también que si el ahorrante recibe unos intereses de 11% o 12% por sus depósitos, tiene un retorno positivo por su dinero depositado.

Lo que ocurre, agregó, es que el ahorrante se ha acostumbrado a tasas de interés altas en el país, “pero eso no es sostenible en ninguna economía”.

Sostuvo que las tasas de interés bajas es un elemento fundamental para motorizar el sector construcción, el cual consideró de gran importancia para la reactivación de la economía.

Al responder preguntas sobre la baja considerable experimentada en las tasas de interés, sostuvo que tiene información de empresas que han tomado préstamos a 16%.

Dijo que esta situación va a obligar a los bancos a reducir los costos de intermediación, a través de recortes de costos y haciéndose más eficientes en sus operaciones.

Sostuvo, además, que la banca del país es confiable y que cumple con los parámetros internacionales, aparte de que cada día se tecnifica más.