Piden abandonar asuntos nucleares

http://hoy.com.do/image/article/35/460x390/0/A84259FE-388C-424D-B326-9786CF540FEA.jpeg

VIENTIANE (EFE).- China, Japón y Corea del Sur pidieron ayer a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) que se se convierta en una plataforma que impulse el diálogo a seis bandas para lograr la desnuclearización de la península coreana.

   Así lo manifestó en Vientiane, y en nombre de la ASEAN, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Laos, Yong Chanthalangsy, al término de sendas reuniones bilaterales entre la organización regional y representantes de China, Japón y Corea.

   Estas naciones coincidieron en el papel fundamental que debe desempeñar la ASEAN en el proceso de desnuclearización y estuvieron de acuerdo en que hay que seguir adelante con el diálogo a seis bandas, que llevan a cabo China, Japón, Corea del Norte, Corea del Sur, EEUU y Rusia.

   Por su parte, la organización urgió al Gobierno de Seúl a “hacer uso del Foro Regional de la ASEAN” (que se reúne cada año para tratar asuntos de seguridad) y discutir en su seno la amenaza que supone la proliferación de armas de destrucción masiva, dijo el portavoz laosiano.

   La desnuclearización de la península coreana será en la cumbre de líderes de la ASEAN, que comienza el lunes en Vientiane, uno de los principales temas a tratar, además del desarrollo económico, la expansión del comercio, el terrorismo y las epidemias.

   Aunque se espera que la cumbre se centre en cuestiones de índole económica, contando con que Asia es la región que registra el mayor crecimiento mundial, los ministros de Exteriores de la ASEAN, reunidos hoy en la capital laosiana, se comprometieron a luchar unidos contra el terrorismo.

   China y la ASEAN discutieron la necesidad de incrementar la cooperación en materia antiterrorista, mientras que el grupo regional y Japón aprobaron el borrador de la Declaración Conjunta Antiterrorista que firmarán las partes del 30 de noviembre en el seno de la cumbre.

   Corea del Sur, por su parte, firmó hoy con la ASEAN un pacto de no agresión, denominado oficialmente Tratado de Amistad y Cooperación, después de que durante algún tiempo mostrara su reticencia a adoptar el documento.

   Durante esta jornada, en la que además de celebrarse las reuniones bilaterales, los ministros de Exteriores de la ASEAN ultimaron la agenda de los líderes, Malasia se ofreció a acoger en diciembre una reunión para buscar una solución a la disputa por la soberanía de las islas Spratly.

   Este archipiélago, constituido por un centenar de islas e islotes en el Mar del Sur de China, cuenta con importantes reservas de petróleo y gas, y se lo disputan Vietnam, Filipinas, Brunei, Malasia y China.

   Sin embargo, Taiwán, que no pertenece a la ASEAN e isla a la que China considera una provincia rebelde y no una nación soberana, no está invitada, según se desprende de las declaraciones del portavoz del Gobierno laosiano.

   En este sentido, está previsto que durante la cita de Vientiane, se implemente el código de conducta firmado en 2002 entre China y la ASEAN, encaminado a dirimir de forma pacífica este contencioso.

   En la reunión de hoy, los ministros también eludieron ejercer presión sobre la Junta Militar birmana para que democratice el país y libere a la líder opositora y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, bajo arresto desde el 30 de mayo de 2003.

   “No ha habido presión por parte de ningún miembro, no es una tradición”, manifestó el portavoz laosiano.

   La postura de la ASEAN contrasta con las recientes declaraciones del primer ministro malasio, Abdullah Ahmad Badawi, quien instó al Régimen de Rangún a dar pasos tangibles hacia la democracia.

   La décima cumbre de la ASEAN comenzará el lunes y está previsto que se rubriquen hasta 20 acuerdos, entre ellos uno relativo a la promoción de los derechos humanos en la región.

   La ASEAN fue creada en 1967 y está formada por Brunei, Birmania (Myanmar), Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

   Esta cita, a la que asisten como socios para el diálogo China, Japón, Corea, India, Australia y Nueva Zelanda, tiene como particularidad que por primera vez estará presente el ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov. EFE