Piden abrir puertas a productos transgénicos

Insta a aplicar tecnología para recuperar la producción de maíz

Medianos productores agrícolas, principalmente de maíz en Luperón, Puerto Plata, y otras zonas, consideran que las autoridades deben abrir las puertas a la siembra de productos transgénicos para enfrentar el desafío de la competitividad que plantea el acuerdo de libre comercio DR-Cafta en el país.

Es el parecer de Crucito Ramírez y Ramón Rodríguez Almonte, entre otros productores de maíz, que han tenido que incursionar en otros cultivos más rentables para poder subsistir con sus familias.

Destacan que la Unión Europea autorizó el cultivo de maíz transgénico, de la variedad Pioneer TC1500 que produce la firma estadounidense DuPount, y que ya en España hay grandes extensiones de este cultivo genéticamente modificado.

Cuestionan la posición inflexible del Ministerio de Agricultura de prohibir las importaciones de semillas de maíz y otros productos genéticamente modificados en momentos en que el país amerita de urgencia de cultivos competitivos.

Estiman que debe aplicarse esa tecnología al cultivo del maíz para rescatar la producción comercial de este grano, que ha caído drásticamente en el país por efectos de importaciones masivas y de los altos costos de producción en el país.

“No sabemos cuál es el daño que puede causar a nuestra agricultura la siembra de productos transgénicos, al igual que a la salud el consumo de estos productos, porque las autoridades no lo han explicado las cosas bien claras y por qué se oponen a esos cultivos”, expuso Rodríguez Almonte.

Resaltaron que son muchos los países, entre ellos, Estados Unidos y España, donde se producen masivamente maíz y otros renglones agrícolas transgénicos.

Cultivos en UE y España. Este tipo de maíz comenzó a cultivarse en España hace unos 15 años de forma sistemática y desde entonces se ha reducido la importación del grano en más de 853 mil toneladas.

El pasado año el cultivo de maíz transgénico batió récord en España, al cosecharse más de 140 mil hectáreas, lo que significó un incremento del 18 por ciento respecto al 2012, según el Ministerio de Agricultura de ese país.

La Unión Europea, con el voto a favor de España, autorizó el cultivo de maíz transgénico TC1507 del grupo estadounidense Pioneer. Además de España emitieron sus votos favorables para el cultivo de maíz transgénico Gran Bretaña, Suecia, Finlandia y Estonia, según reporte de la Unión Europea. La variedad Pioneer TC1507 es resistente a las plagas.