Piden Leonel intervenga en crisis seguro de salud

POR PEDRO GERMOSEN
El presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), doctor Enriquillo Matos, pidió ayer al presidente Leonel Fernández que asuma directamente las negociaciones sobre el conflicto que genera la apertura unilateral del Seguro Familiar de Salud (SFS) y advirtió que, en caso contrario, se produciría un “entaponamiento” del sistema en perjuicio tanto de los médicos como de la población.

Dijo que la forma en que las autoridades se proponen implementar el SFS constituye el atropello más incalificable contra el sector médico, el cual, sostuvo, nunca había sido tan maltratado.

Consideró atentatorio contra la estabilidad económica de los médicos que a éstos se les quiera fijar un pago de RD$175 por consulta.

Manifestó que el CMD ha convocado a todos los médicos para defender sus derechos combatiendo la ofensa que significa el nuevo sistema, que a su juicio atenta además contra la población, que tendrá que pagar más por un servicio menos eficiente.

Matos pidió al presidente Fernández que asuma el control de las negociaciones con miras a resolver el problema que llevaría el ejercicio de los médicos, afirmó, a la desaparición.

Dijo que de mantenerse la propuesta de las autoridades, los médicos tendrían que subsidiar los servicios sanitarios, lo que constituiría el primer caso en América  y el mundo de esa naturaleza.

“La atención sanitaria a la población es una responsabilidad del Estado conforme a lo establecido en la Constitución de la República”, recordó el doctor Matos al comparecer al programa Aeromundo, que produce el periodista Guillermo Gómez por Color Visión.

Tras atribuir la crisis al secretario de Trabajo y  presidente del Consejo Nacional de la Seguridad Social, José Ramón Fadul, el presidente del CMD dijo que ya el problema trasciende los límites de ese funcionario y cae dentro de la responsabilidad del jefe del Estado.

Insistió en que la crisis del sector salud compromete seriamente la participación del presidente de la República, “quien a partir de este momento tiene que asumir la responsabilidad de enderezar ese sistema, que amenaza con producir un entaponamiento de la salud”.

Expresó que según lo formulan las autoridades, el asegurado tendrá un plan básico que sería tan limitado que ni siquiera una inflamación podrá ser tratada en ese catálogo de prestaciones.

En consecuencia, dijo, el asegurado sólo tendría cobertura sanitaria por RD$3,000 al año por consultas y servicios de medicamentos que, según la cifra citada,  serían unos RD$6.0 diarios.

“Es decir que un diabético, que debe tener un tratamiento permanente, no tendría cómo pagar esos medicamentos y se convertiría, si no tiene los recursos para ello, en una persona desatendida, con  posibilidades amplias de morir”, dijo el doctor Matos.

“Los médicos buscaremos los mecanismos de enfrentar ese desafuero que está dirigiendo el Consejo Nacional de la Seguridad Social y nosotros esperamos que el presidente de la República pueda asumir el control, porque es su responsabilidad ciudadana y de gobierno, para resolver este grave problema sanitario”, dijo.

Informó que durante el año 2006, entre ocho y 10 mil médicos ofrecieron unos tres millones de consultas privadas, por lo que tuvieron un promedio de captación de recursos de entre RD$20,000 a RD$25,000.

Matos expresó que si se suman sus gastos individuales a razón de RD$2,000 a  RD$3,000 de teléfono,  de RD$3,000 a  RD$8,000 de electricidad, entre RD$10,000 a RD$15,000 de secretaria y otros servicios de mantenimiento, sin sumar los gastos familiares, sus emolumentos estarían por debajo de los ingresos que percibirían.

Por esa razón, sostuvo, el médico, para poder ejercer la medicina, tendrá que subsidiar esos servicios profesionales.