Piden más medidas

http://hoy.com.do/image/article/235/460x390/0/E9BD5E43-D2D9-408F-8F21-44B21273E39F.jpeg

POR GERMAN MARTE
El Comité Para la Defensa de los Derechos Barriales (COPADEBA) y el Consejo para el Desarrollo de Capotillo (CONDECA), consideraron ayer que las medidas dispuestas por el gobierno para enfrentar la delincuencia son positivas, pero insuficientes, porque no van a la raíz del problema.

Catalina Pirón, coordinadora de Copadeba, y Josefina de Jesús, del Condeca, dijeron que no basta con tomar medidas contra los delincuentes, sino que se debe ir a las causas que la generan.

Pirón manifestó que hasta ahora no se ha visto ninguna señal desde arriba que demuestre la voluntad de las autoridades de erradicar la delincuencia y la corrupción, sobre todo aquellos involucrados en robos contra el erario público, ni se le ha quitado a nadie lo que se ha robado del patrimonio público.

Abogó por un plan integral y que la lucha contra la delincuencia no se limite a la realización de operativos, “porque dentro de un tiempo no vamos a poder mantener todos estos militares en las calles, por lo que eso implica en términos de presupuesto”.

Desde el pasado lunes, el gobierno dispuso que patrullas mixtas de la PN y las Fuerzas Armadas vigilaran las calles del país en un esfuerzo conjunto para contrarrestar el auge de la delincuencia. Asimismo, estableció límites para el expendio de bebidas alcohólicas. Empero, la vocera de Copadeba, que trabaja en distintos barrios de Santo Domingo, expresó su preocupación por el apresamiento de jóvenes en los barrios populares y observó que esa práctica viola el Código Procesal Penal que dice que no se puede apresar a ciudadanos sin que hayan cometido un delito flagrante.

No obstante, Pirón saludó la disposición de establecer un horario para la venta de bebidas alcohólicas. “Estamos totalmente de acuerdo y apoyamos este tipo de medidas porque entendemos que aunque no va a solucionar el problema, podría contribuir a la erradicación de la violencia y la delincuencia”, expresó. Asimismo, Pirón subrayó que el pasado jueves en Guachupita una patrulla de la Policía mató a un motoconchista y luego realizó un operativo durante cual irrespetó los derechos ciudadanos, se metió en casas de familias e incluso rompió varios artículos.

“Eso es un exceso de la Policía. Parece que la PN no entendió bien el mensaje”, manifestó Pirón.

Sostuvo que los agentes policiales y militares que fueron asignados para enfrentar la delincuencia han interpretado la medida como si fuera un toque de queda y comenzaron a apresar gente aduciendo que nadie podía estar en las calles durante la noche, en violación a la libertad de tránsito.

A su juicio, si las autoridades se limitan a realizar operativos contra la delincuencia, sin ir a la raíz del problema, sería como echarle agua a alguien para bajarle la fiebre, mientras continúa la enfermedad.

“Si no se ejecutan los demás planes a largo plazo la delincuencia y la violencia seguirá incrementándose”, manifestó. Dijo que la delincuencia y la violencia “vienen desde arriba”.

De acuerdo con la dirigente barrial, no basta con que las autoridades digan que han identificado 120 mil puntos de venta de drogas, sino que deberían desmantelarlos.

Señaló que en los barrios proliferan las bancas de apuestas, billares, tragamonedas y otro tipo de juegos y negocios que incentivan la corrupción y la delincuencia.

De su lado, Josefina de Jesús, dijo que si no se enfocan las causas del problema no se obtendrán los resultados esperados.

Sostuvo que si bien el gobierno tiene deseos de resolver el problema, si no se crean fuentes de empleos para los jóvenes de los barrios y se mejoran los servicios de salud y educación, no cambiará la situación.

Asimismo, consideró imprescindible la depuración de la Policía Nacional, para alcanzar resultados positivos. Añadió que no basta con coger préstamos para equipar la PN, sino que hace falta sanear el organismo por completo.