Piden muerte 6 reos ligados al 11-S

WASHINGTON.   EFE.  El Pentágono presentó ayer los cargos más serios en relación a los atentados del 11-S contra seis detenidos en Guantánamo, entre ellos el presunto cerebro del complot terrorista, y pidió para ellos la pena de muerte.

La acusación se lleva a cabo siete años después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, Washington y Pensilvania, en los que murieron casi 3,000 personas.

La decisión fue anunciada por el asesor de Asuntos Legales del Departamento de Defensa de EU, brigadier general Thomas Hartmann.

Esta es la primera vez que la junta militar de Guantánamo presenta cargos contra detenidos directamente involucrados en los atentados del 11-S.