Piden prisión hasta concluya juicio

POR LLENNIS JIMÉNEZ
Personas entrevistadas ayer coincidieron en solicitar que se mantengan en prisión hasta que concluya el juicio de fondo los ocho funcionarios que manejaron el Plan Renove en el pasado gobierno y a los que se acusa de cometer un fraude de más RD$1,000 millones en la compra y distribución de miles de vehículos adquiridos con recursos públicos.

Advirtieron al gobierno y a la justicia que irritan al pueblo cada vez que abandonan los casos de sometimientos a los tribunales de personas acusadas de corrupción en la administración pública. Plantearon que los robos al Estado que quedan impunes motivan a otros funcionarios a repetir esas acciones.

Manuel de la Cruz, empleado privado, consideró que los gobiernos se burlan de la gente al iniciar procesos en  los tribunales, que luego no completan. Sostuvo que si se demuestra que estuvieron implicados en estafa contra el Estado los ex funcionarios del Plan Renove, Pedro Franco Badía, Siguió Ng de la Rosa, Fausto Ruiz, y otros, a la gente le agradecería que se dé un ejemplo.

Por el alegado fraude al Renove, fueron sometidos a la justicia y puestos en libertad ayer, luego del pago de una fianza de RD$175,000, el dirigente sindical Gervasio de la Rosa, el vicealmirante retirado Ramón Emilio Jiménez Reyes, el ex director de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), Diógenes Castillo. También los miembros del Consejo de Renove, Milcíades Amaro Guzmán, Francisco Pérez Castillo y Casimiro Antonio Marte.

El empresario Juan Julio Morales (Johnny Morales) fue dejado en prisión domiciliaria durante tres meses por decisión del juez del Segundo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Víctor Martínez. Del grupo salieron sin pagar fianza Franco Badía, Ng de la Rosa y Jiménez Reyes.

De la Cruz dijo que el país está cansado de ser dirigido por políticos que solo aspiran a beneficiarse de los cargos.  “Y que de una vez por todas, los que usan sus funciones públicas para enriquecerse, sean enviados a la cárcel, para que situaciones como estas no se repitan”.

Marcelo Reyes, por su parte, consideró que el apresamiento y liberación de los presidentes y miembros del Plan Renove aparenta ser un “show político y un bochinche”.

Sostuvo que los ex funcionarios del Renove deberían estar presos en la cárcel de Najayo “por desfalcar el pueblo”. Expresó que fueron puestos en libertad ayer “porque los políticos siempre se ponen de acuerdo para cogerse lo del pueblo”.

De su lado, el contador José Noboa, expresó que deberían poner presos a todos los integrantes del Renove hasta que busquen los que se llevaron, tras señalar que no cree que esto se trate de un “show político”. Agregó que tiene fe en que las autoridades van a hacer lo que les corresponde. “Dar un ejemplo, porque tenemos que empezar por alguna parte y este es la mejor decisión”. Manifestó que por casos de corrupción como estos es que se ha deteriorado tanto la imagen del político dominicano.

Michel Abréu, estudiante de mercadeo, expresó que se siente mal cuando sabe que funcionarios públicos acusados de corrupción no son llevados a los tribunales y criticó que en el país todo se pague con una fianza.

En tanto que, Joaquín Hernández planteó que debería quitársele todo lo que tienen los ex funcionarios del Renove, si se demuestra que usaron dinero del pueblo.

Para el ingeniero Juan Peña, el nuevo Código Procesal Penal impide que los acusados de corrupción paguen por sus delitos. Cree que el gobierno tiene intención de hacer algo en la justicia, pero dijo que ahora los jueces tienen la facultad para hacer lo que quieran con los acusados de prácticas ilegales. Advirtió que esto puede provocar que el pueblo se sienta burlado y que un día tome la justicia por sus propias manos, como ha pasado en otros países”.

Asimismo, Rosario Rodríguez, ama de casa, favoreció que todos los dirigentes políticos y empleados del gobierno que desfalquen al Estado sean sometidos a la justicia. Dijo que el gran problema del país es que los casos de corrupción “lo cubren con paño tibio. Aquí nadie devuelve lo que le coge al Estado”.

Sin embargo, el contable César Carvajal espera que se investigue a fondo si hubo anomalía en el Renove y de comprobarse, se vuelva a poner en prisión a los manejadores del Plan Renove en el pasado gobierno. Dijo que confía en la justicia, pero que si quienes cometieron actos dolosos no pagan por ello, la ciudadanía se sentiría muy mal.

La mercadóloga Johanny Morales expresó que la corrupción se combate entre comillas, debido a que mientras los gobiernos prometen mejorar el país, los hechos demuestran que se hace todo lo contrario. Precisó que es tradición que los políticos sean enviados a la cárcel momentáneamente y posteriormente, salga para seguir siendo tratados en la sociedad como si no hubiese pasado nada. Morales consideró que los culpables de estafas al Estado deberían ser castigados y expulsados de los partidos políticos. “La justicia aquí nada más funciona para los pobres”.

Mientras que la ama de casa Patricia Doné precisó que los miembros del Plan Renove deben explicarle al país a quiénes les entregaron los vehículos del proyecto, cuándo licitaron las empresas participantes y en base a cuáles criterios hicieron la asignación de las unidades.