Piénselo dos veces antes de comer rápido

Exceso de gases en el intestino que causa espasmos intestinales y distensión abdominal (se hincha el abdomen). Cambios bruscos en la alimentación, comer de prisa y tragar demasiado aire mientras se mastica; un consumo excesivo de hidratos de carbono (arroz, pasta, patata, pan, cereales, galletas, etc.); el empleo de antibióticos que desequilibran la flora intestinal y la ingesta de alimentos flatulentos (alimentos productores de gas y formadores de olor) pueden originarla.

Para evitarlas.  Debe masticar bien los alimentos, comer y beber despacio, no realizar comidas copiosas o de condimentación fuerte y emplear hierbas aromáticas que ayudan a la digestión (romero, salvia, tomillo, hinojo, toronjil, alcarevea, ajedrea de verano). Evitar los alimentos o platos muy grasos y salsas fuertes.

Cocer bien la pasta, no comer pan recién horneado tipo baguette ni verduras y legumbres flatulentas (ajo, cebolla y pimientos crudos, coles, alcachofas, etc.).

Sustituir café, descafeinado y té por infusiones de menta, salvia o de hinojo, o añadir unos granos de anís verde, hinojo o comino a una infusión de manzanilla, ya que ayudan a la digestión, y de hierbabuena, que relaja los músculos del cólon (intestino grueso), lo que ayuda a aliviar las molestias del exceso de gases.

El yogur contiene bacterias que ayudan a equilibrar la flora del intestino, por lo que está especialmente recomendado.