Pierden viviendas por incendio

22_09_2016 HOY_JUEVES_220916_ El País7 E

SALCEDO.- Dos humildes personas a las que se les quemaron sus viviendas durante la noche del martes pasado clamaron al Gobierno para que acuda en su auxilio, ya que apenas les quedaron las ropas que llevan encima.

El llamado de auxilio lo hizo la doméstica Dulce Carmelina Núñez, de 50 años, quien con lágrimas en los ojos se declaró impotente ante la difícil situación que, según ella, padecen sus hijos, nietos y esposo.

Narró que el incendio se produjo a eso de la 12:00 de la medianoche cuando ella, que tenía fuertes dolores en el pecho como consecuencia del duro trabajo del día anterior, se levantó a frotarse mentol.

Explica que al ver por una de las rendijas de su humilde vivienda observó que desde la sala de la casa de su hija, que estaba al lado de la suya, estaban saliendo llamas de fuego, por lo que de inmediato vociferó a su hija que en esos momentos dormía junto a sus dos hijos.

“Yo me levanté a ponerme un chin de mentol en el pecho porque me dolía bastante, entonces José Manuel Cruz (Ñeñe), mi esposo, me dijo desde la cama: préndeme el abanico. Cuando lo prendí, él me dijo: huele como a quemao. Fue entonces cuando vi que de la salita de la casa de mi hija Marileydi salían llamas de fuego, por lo que corriendo salí pidiendo auxilio y llamándola”, indicó.

Dijo que cuando su hija logró escucharla salió en medio de las llamas y con la ayuda de los vecinos del lugar comenzaron a echarle cubos de agua para tratar de sofocar las llamas pero fue inútil, ya que debido a la mala calidad de la madera que soportaba ambas viviendas las llamas consumieron en pocos minutos las dos casas en la comunidad de La Bahía.

“Nosotros llamamos al Gobierno, a las autoridades de aquí, a los comerciantes, a quien sea, a los políticos, que por favor miren para abajo, mi esposo es diabético y no trabaja”, explicó.