Piratas secuestran un barco de Yemen pese a la advertencia de los islamistas

Nairobi, (EFE).- Un grupo de piratas afincados en Somalia han secuestrado un barco de Yemen, pese a las advertencias hechas por milicias islámicas de que “es delito” capturar barcos de países musulmanes, confirmó hoy a Efe Andrew Mwangura, director del Programa de Asistencia Marítima (PAM).

Las milicias islámicas somalís, incluido el grupo Al Shabab, que controla gran parte del país y al que EEUU relaciona con Al Qaeda, han advertido a los piratas que “es pecado, es un delito secuestrar un barco musulmán”, aunque no se oponen a la captura de buques de países no islámicos.

Una de estas milicias, la de Sheij Sharif, que forma parte de la Alianza para la Nueva Liberación de Somalia, se ha desplazado al puerto de Haradhere, refugio de piratas en la región norteña somalí de Puntlandia, para tratar de liberar el superpetrolero saudí “Sirius Star”, que secuestraron el 15 de noviembre.

“No nos importa que ataquen barcos occidentales o los que pescan ilegalmente en nuestras aguas, pero este es de una nación islámica”, dijo a Efe Abdulrahim Isse Addou, portavoz de estos combatientes islámicos.

Los grupos islámicos han amenazado con atacar a los piratas, pero estos han respondido al desafío.

Abdi Benlow, portavoz de la banda que retiene al “Sirius Star”, dijo a Efe que “tenemos capacidad para resistir a los integristas o a la flota occidental”, que trata de proteger los barcos que transitan por la zona.

Las advertencias no han evitado que los piratas hayan capturado otro barco de bandera de un país musulmán.

La Autoridad Marítima yemení informó hoy a Efe en Saná que los piratas han atrapado un barco que había partido del puerto de Mukala y navegaba hacia la isla de Socotra con un cargamento de 570 toneladas de material de construcción.

El dueño de la constructora que tiene alquilado el carguero, un yemení de origen somalí, ha iniciado contactos con jefes de tribus de ese país para negociar con los piratas, que piden dos millones de dólares de rescate, según la empresa.

Éste es el quinto barco secuestrado por piratas somalís en los últimos diez días, que han sido de especial actividad y han puesto de manifiesto su capacidad para abordar barcos cada vez más grandes y en un mayor radio de alcance.

Ejemplo de ello fue el secuestro del “Sirius Star” -que almacena una cantidad de crudo valorada en 116 millones de dólares- y por el cual los piratas exigieron en principio un rescate de 25 millones de dólares que rebajaron ayer a 15 millones.

Además del Sirius Star y el barco yemení, los otros tres barcos secuestrados en los últimos diez días son dos cargueros, uno con bandera de Hong Kong y otro griego, y un pesquero tailandés. EFE