Plan de impulso de Samsung, por debajo de objetivos de Elliott

30_11_2016 HOY_MIERCOLES_301116_ Economía6 E

Hooyeon Kim y Jungah Lee
Seoul.
Samsung Electronics Co. está demostrando que por fin está dispuesta a mostrarse receptiva a las peticiones de cambio por parte de sus accionistas… pero no tanto.
Elliott Management Corp. comenzó una campaña el mes pasado para una transformación de Samsung Electronics, en un momento en que la empresa luchaba por contener las consecuencias de los fuegos provocados por las baterías de sus teléfonos Note 7 y se preparaba para que el supuesto heredero Jay Y. Lee asumiese un mayor control sobre la empresa familiar.
El año pasado, Elliott perdió la pelea para evitar una fusión de dos de las unidades que forman parte del conglomerado, Cheil Industries Inc. y Samsung C&T Corp.

Ahora parece que Elliott tendrá que esperar más para ver un gran cambio en la compañía más valiosa de Corea del Sur. Samsung ha declarado que añadirá al menos un director externo el año que viene, cuando el inversor había solicitado tres directores independientes.
Samsung utilizará un 50 por ciento del flujo de efectivo libre en retornos para los accionistas durante este año y el que viene, lo que indica retornos de alrededor de 9,5 billones de won (US$8.100 millones) en 2016. Elliott ha buscado un dividendo especial de 30 billones de won.

El multimillonario Paul Elliott Singer, al frente de Elliott, también ha presionado a Samsung para que se divida en una compañía operadora y una sociedad de cartera, y que cotice sus acciones en una bolsa estadounidense.
La empresa, con sede en Suwon, Corea del Sur, ha declarado que empleará al menos seis meses en valorar ese tipo de estructura y la cotización en el extranjero, pero sin comprometerse a ningún cambio definitivo. Esta revisión no incluye la fusión Samsung C&T, según ha revelado la compañía.

“Las directrices de reestructuración han estado por debajo de las expectativas de los inversores”, ha resumido Park Kang-ho, analista en Daishin Securities Co. “El anuncio no ha tenido el peso suficiente para ofrecer un nuevo impulso a las acciones”.

Las acciones de Samsung, que han subido más de un 33 por ciento este año, continuaban sin cambios a 1.677.000 won en el cierre en Seúl.

Un portavoz de Elliott no ha querido comentar inmediatamente tras el anuncio de Samsung. Blake Capital LLC y Potter Capital LLC, afiliadas de Elliott, declararon que poseían un 0,6 por ciento de Samsung Electronics cuando anunciaron sus intenciones de cambio el 5 de octubre.

Samsung también ha declarado que aumentará los dividendos totales un 30 por ciento en 2016, lo que llevará el total de dividendos anuales a 4 billones de won. El resto del retorno del capital total asignado se empleará en comprar acciones, empezando a finales de enero. Samsung completó una recompra de acciones por valor de 11,3 billones de won este mismo año.

Los cambios llegan en un momento en el que el vicepresidente Lee incrementa su influencia en el principal fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, que se está recuperando de la crisis del teléfono móvil Note 7.
La empresa también lidia con un escándalo de tráfico de influencias ligado a la presidenta coreana Park Geun-hye, durante el que sus oficinas han sido investigadas dos veces como parte de las investigaciones. La fiscalía indaga en las relaciones entre Samsung y uno de los hombres de confianza de la presidenta.