Plantas interiores: te decimos la temperatura ideal

Plantas interiores: te decimos la temperatura ideal

Si eres de esos que aman convivir con sus plantas en el mismo espacio y que exhiben con orgullo en su cocina la orquídea más exótica y en la sala una colección de suculentas, tal vez debas saber que no todo lo que es bueno para ti, es igual de bueno para ellas. Te entendemos: las plantas interiores aportan naturalidad, frescura, calidez, purifican el aire, mejoran el estado de ánimo y le dan un toque único a la decoración.

Sin embargo, debes saber que, si eres de las que suelen bajar la temperatura de su aire acondicionado modo pingüino o subirla como si estuvieras en una playa en pleno verano, tus plantas no te lo agradecerán. 

Entre las funciones más importantes de las plantas está generar oxígeno y absorber el dióxido de carbono, al igual que los árboles. Por eso las plantas se colocan dentro de las habitaciones para ayudar en la purificación del aire y absorción de los gases contaminantes procedentes del exterior.

Otra de las funciones de las plantas en general es elevar la humedad, evitando que nuestras vías respiratorias se resequen. Podrás sacar provecho de todos estos beneficios si logras entender la temperatura que más les beneficia a tus plantas, este será un primer buen paso para mantenerlas vivas y radiantes.  

Puede leer: ¿Cómo impactan las olas de calor extremo a nuestro cuerpo?

Las plantas que me acompañan 

La mayoría de las plantas que se cultivan en interiores provienen de países tropicales o subtropicales donde las condiciones son más cálidas y constantes de lo que experimenta la mayoría de nuestros jardines, muchas de las cuales también crecen a la sombra de plantas y árboles mayores. Esto hace que las temperaturas dentro de ciertas habitaciones en nuestros hogares sea una combinación perfecta para que crezcan bien. 

Lo ideal está entre 15 y 25 °C. Algunas necesitan menos y otras un poco más, pero las plantas que se desarrollan dentro de este rango son adecuadas para hogares y oficinas. Ten en cuenta que Daikin, un líder global de climatización, recomienda mantener la temperatura de la estancia entre los 22º y los 25ºC. Según aumente la humedad será necesario reducir la temperatura para mantener la misma sensación térmica. La temperatura recomendada en los meses de verano es de 25º C.  

Más de 24 °C es demasiado para la mayoría de las plantas en interiores, aunque en el exterior están bien. La razón principal por la que no toleran temperaturas más altas en interiores es porque no tienen las mismas condiciones, como la humedad del aire y la luz solar, lo que promueve el crecimiento sin limitar el calor. Si hablamos de temperaturas mucho más bajas, el problema es mayor, ya que podría dañarse el crecimiento de las plantas, causando su muerte.  

Sabemos que la temperatura está dañando nuestras plantas cuando las flores mueren súbitamente, las hojas se vuelven amarillas y caen, las hojas más bajas caen, se marchitan y los bordes se vuelven marrones.