Plantean es urgente una reforma tributaria

reforma t

La Asociación de Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Herrera y Provincia Santo Domingo consideró urgente una reforma tributaria que elimine el anticipo del impuesto sobre la renta y el pago adelantado del ITBIS, por considerar que constituyen las principales trabas para el desarrollo y la formalización de los pequeños y medianos negocios.

El planteamiento fue hecho en el encuentro económico de Hoy por el presidente de la asociación, Elías Báez, y sus directivos Bolívar Rijo, vicepresidente, y José Alexis Robles, asesor legal.

Consideró que para los micro y pequeños empresarios estas medidas son más importantes que el financiamiento o que le resuelvan el problema de asesoría.

Explicó que la razón por la que los pequeños negocios no se formalizan no es tanto por falta de asesoría, aunque también es un problema que los afecta, sino por su incapacidad de cumplir con esas obligaciones impositivas.

Dijeron que cuando se estableció el anticipo del impuesto sobre la renta, se hizo con la idea de que fuera transitorio, pero que se ha dejado de manera permanente.

Consideró que es un contrasentido que se pague impuestos adelantados por beneficios que no se han obtenido.

Expresó que para los micro y pequeños empresarios esta obligación es inmanejable porque no cuentan con suficiente capital para pagar impuestos por adelantado.

Dijo que lo mismo ocurre con el pago por adelantado del ITBIS, ya que las limitaciones de recursos financieros dificultan a los micro y pequeños empresarios cumplir con esa obligación, pues muchas de las facturas que emiten por la venta de bienes y servicios no son cobradas inmediatamente.

“¿Cómo puede un pequeño empresario pagar por adelantado el ITBIS correspondiente a una mercancía que ha facturado, pero que todavía no ha cobrado?”, se preguntó Báez.

Dijo que una reforma tributaria que elimine esas obligaciones y que ponga a pagar a los micro y pequeños empresarios por los beneficios percibidos, no por los esperados, y por los ingresos por venta obtenidos, no por los facturados, constituiría un gran paso para la formalización de los pequeños negocios.

Consideró que esto tendría un efecto muy positivo en la economía, dado que las pequeñas y medianas empresas representan el 60% del Producto Interno Bruto y emplean a más de dos millones de personas.

Dijo que esas medidas ayudan a reducir la quiebra de pequeños negocios.