Plantean futuros inmortales hispanos

http://hoy.com.do/image/article/204/460x390/0/509A72EB-FAAD-4BB2-AAC5-D623DFCE1432.jpeg

POR ENRIQUE ROJAS
De ESPNdeportes.com
SANTO DOMINGO.-
A pesar de que los peloteros latinoamericanos han jugado en las Grandes Ligas por más de 100 años, apenas siete de más de un millar han sido seleccionados al Salón de la Fama de Cooperstown.

Pero esa cifra podría duplicarse con facilidad en la próxima década, cuando comenzarían a ser elegibles para el nicho de los inmortales un grupo de estelares latinoamericanos.

En total, 10 latinoamericanos (incluyendo tres narradores) ya tienen placas en Cooperstown. Estos son los jugadores puertorriqueños Roberto Clemente y Orlando Cepeda, los cubanos Martín Dihigo y Tany Pérez, el venezolano Luis Aparicio, el dominicano Juan Marichal y el panameño Rod Carew.

También el narrador argentino Buck Canel y su colega cubano Felo Ramírez y el ecuatoriano Jaime Jarrín. Al menos siete latinoamericanos ya han hecho el trabajo necesario para optar por la inmortalidad beisbolística y solamente esperan la hora de su elegibilidad, en el caso de los jugadores, y una decisión más favorable, en el caso del narrador dominicano Billy Berroa.

A nuestro juicio, los jugadores que ya no necesitan agregar un número más para ir a Cooperstown son los puertorriqueños Iván Rodríguez y Roberto Alomar, los dominicanos Sammy Sosa y Pedro Martínez, el cubano Rafael Palmeiro y el venezolano Omar Vizquel. Un segundo grupo, integrado por los venezolanos David Concepción y Andrés Galárraga, el cubano José Canseco y el dominicano Felipe Alou, deberán buscar el acceso a través del Comité de Veteranos.

Y un tercer bloque de prominentes estrellas de la actualidad, como los dominicanos Alex Rodríguez y Manny Ramírez, el boricua Juan González y el panameño Mariano Rivera, necesitan aún completar algunos cuadros en el expediente de sus carreras.

ROBERTO ALOMAR

Roberto Alomar: Alomar, quien se retiró antes del inicio de la actual temporada, no solamente fue un tremendo jugador defensivo (ganó 10 Guantes de Oro, cifra récord para 2B) y ofensivo (bateó .300 con 210 jonrones, 1,134 carreras remolcadas, 474 bases robadas y 2,724 hits), sino también un extraordinario líder.

Alomar accionó por 17 temporadas, con San Diego, Toronto, Baltimore, Cleveland, los Mets de Nueva York, Arizona y las Medias Blancas de Chicago. Fue el capitán indiscutible de los Azulejos de Toronto cuando ganaron sus únicos dos cetros de campeones, en 1992 y 1993.

IVÁN RODRÍGUEZ

Iván Rodríguez: Con 11 Guantes de Oro (10 consecutivos entre 1992 y 2001), un premio de Jugador Más Valioso (1999) y extraordinarios números ofensivos (.306, 254 jonrones y 1,019 carreras empujadas) Rodríguez puede retar a Johnny Bench y Yogi Berra por el título de “mejor receptor de todos los tiempos”.

SAMMY SOSA

Sammy Sosa: El líder jonronero latino histórico de las Grandes Ligas, con 578, podría concluir su carrera con alrededor de 700 vuelacercas. Sosa, quien fue Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 1998, es el único pelotero con tres temporadas de 60 cuadrangulares. Su batalla de jonrones con Mark McGwire en 1998 es uno de los capítulos más memorables del principal pasatiempo de los estadounidenses.

PEDRO MARTÍNEZ

Pedro Martínez: Ganador de tres premios Cy Young y un porcentaje de ganados y perdidos de .700, Martínez en uno de los grandes monticulistas de la historia. Antes de concluir su actual contrato con los Mets de New York (hasta el 2008), Martínez estará buscando llegar a las 200 victorias (tiene 186), tres mil ponches (2,720) y tres mil entradas (2,352).

RAFAEL PALMEIRO

Rafael Palmeiro: El cubano trata de convertirse en el cuarto jugador con 500 jonrones y tres mil hits en las Grandes Ligas. En 19 temporadas, Palmeiro ha pegado 555 cuadrangulares y totaliza 2,956 imparables en una carrera modelo de consistencia y durabilidad. Solamente Hank Aaron, Willie Mays y Eddie Murray han logrado el 500-3,000. Los tres están en Cooperstown.

OMAR VIZQUEL

Omar Vizquel: Nueve Guantes de Oro, un aceptable promedio de bateo de .270, más de dos mil imparables y mil carreras anotadas y un carisma especial convierten a Vizquel en sólido aspirante del Salón de la Fama. El venezolano ha sido tan excitante como Ozzie Smith en las paradas cortas, pero con el bate ha sido más determinante que el norteamericano, para sus equipos.

BILLY BERROA: Ya fue ponderado en la votación de este año para ser electo inmortal, pero falló por escaso porcentaje.

Berroa, miembro de la cadena hispana de los Mets de New York, ha dado cátedras de narración de béisbol por más de 50 años, primero en República Dominicana y luego en Estados Unidos.

Berroa ha narrado para los Mets por 16 temporadas seguidas. Anteriormente laboró con los Yanquis de New York.

El dominicano, que comenzó su carrera en San Pedro de Macorís en 1949, tiene una cadena de 20 años narrando el Juego de Estrellas y la Serie Mundial para cadenas nacionales norteamericanas.