Platos premiados: un motivo para celebrar

http://hoy.com.do/image/article/31/460x390/0/F352E5A9-B459-4E7C-8BA5-D931BB4B0BEA.jpeg

Para un restaurante el reconocimiento del Festival Gastronómico Dominicano es un  motivo para celebrar con su clientela y seguirles demostrando el por qué de estos merecidos premios. Así lo expresaron Félix Mañón, gerente general del bar-lounge Bo-Bo’s, y Cecilia Incháustegui, chef ejecutiva, durante un coctel para presentar sus tres platos ganadores en la recién celebrada edición del concurso, así como su menú de otoño.

Ambos recibieron a los representantes de medios de comunicación, los jueces de la trigésima edición del Festival y a su mentor y organizador, Simón Romero, director de eventos de la Secretaría de Estado de Turismo, quien fue el inspirador de Cecilia Incháustegui para que participara en tan importante  evento gastronómico.

En su local de la calle Hostos 157 en la Zona Colonial, Félix Mañón y Cecilia Incháustegui presentaron los platos ganadores: el “Dulce de leche cortada en cáscara de naranja”, primer lugar en postres criollos, presentado por el chef Basilio Jácquez; “Rollos camboyanos”, segundo lugar entremeses, una creación de Incháustegui; y el “Chowfan thai mixto”, tercer lugar en arroces, presentado por el chef Eustaquio Salas.

Cecilia Incháustegui explicó que tanto ella como los chefs de Bo-Bo’s que concursaron con sus recetas, se sienten realmente honrados por estos premios, ya que participaron con tan sólo seis meses de apertura. Aunque reconoce que estaba un poco escéptica de participar, “lo hice por Simón Romero, por su apoyo y la confianza que tuvo en nosotros”.

Cecilia está en el área de alimentos y bebidas desde la década de los 80, cuando fue bartender de uno de los cafés más famosos de Santo Domingo. En 1992 estudió cocina en Nueva York y desde esa fecha se ha dedicado en cuerpo y alma a lo que considera su gran pasión.

En el año 2003 ganó tres estrellas “Michelines” del Culinare Institute of America, en Hyde Park, Nueva York, luego de hacer un curso de educación continuada. Para entrar a esta escuela hay que ser un chef graduado y pasar por un exhaustivo examen de ingreso.

Otra novedad de Bo-Bo’s son los platos que introducen en el menú para la temporada de otoño. Los clientes del bar-lounge pueden degustar los “Camarones Balucci”, rellenos de cream cheese montados en guacamole; el “Soufflé de chocolate belga”; y los pinchos de filete de res, pollo y tuna, acompañados de fetuccini o vegetales verdes mixtos.

Cada plato de pinchos trae tres piezas y se puede optar por pedir uno mixto que trae un pincho de cada uno.

Félix Mañón y Cecilia Incháustegui agradecieron principalmente a Dios y luego al público que los ha llevado a ocupar la posición que hoy tienen en el mundo de los restaurantes dominicanos y especialmente de la Zona Colonial.