Playa Rincón, una opción ideal para quienes visitan Samaná

http://hoy.com.do/image/article/210/460x390/0/C1DD4893-1A8B-4874-83D5-F335E56E5DF4.jpeg

Considerada una de las cinco playas más hermosas del mundo, por su blanca y fina arena, sus aguas azulosas y su entorno de montañas tupidas de vegetación, Playa Rincón es uno de los centros turísticos más hermosos de Samaná.

Situada entre el Cabo Cabrón y Cabo Samaná, rodeada de alto cocoteros, y con un ambiente de soledad sobrecogedora, esta playa constituye la típica imagen del Caribe.

Playa Rincón posee un hermoso arroyo de agua fría proveniente de las montañas y una gruta extensa. Además, en esta hermosa playa los turistas pueden disfrutar de un corto viaje en bote, el cual empieza desde Las Galeras, y los más aventureros los hacen a caballo a través de las montañas.

Playa Rincón es ideal para el deporte de la vela y las excursiones de tipo safari. Por sus miles de ballenas jorobadas que acuden todos los años, este balneario es visitados por turistas de diferentes países, los cuales vienen a disfrutar en compañía de sus familiares.

[b]Hotelería y tours[/b]

Playa Rincón se encuentra prácticamente desierta, con pequeños hoteles alrededor, preferidos por los turistas, quienes tienen a disposición diferentes centros nocturnos, bares y discotecas.

Además, los hoteles y touroperadores ofrecen excursiones a caballos, bicicletas, four wheels y jeeps que permiten a turistas y dominicanos disfrutar del paisaje campestre, montañoso y playero de la zona.

Playa Rincón poco conocida por los dominicanos presentes, y popular por los turistas y dominicanos ausentes, es una buena opción para aquellos que prefieren la tranquilidad a la hora de descansar.

[b]Características[/b]

Su temperatura, como la de casi todo el país, es de 26.9 grados celcius, pero en los meses más calientes (julio, agosto y septiembre) llega hasta los 29 grados celcius.

Esta playa se caracteriza por el color verde azulado y blanca arena, lo que la hace perfecta para el turismo de descanso.

La abundancia de peces y mariscos ha marcado la tradición culinaria de la zona, la cual es rica y variada. En los dos auténticos restaurantes que le rodea los visitantes pueden disfrutar de platos criollos y extranjeros.