Playas abarrotadas último día Semana Santa

P9

A partir del mediodía de ayer cientos de personas abarrotaron las playas de Boca Chica, en Santo Domingo; Guayacanes y Juan Dolio, de San Pedro de Macorís, para compartir con sus familiares y amigos el último día del asueto de Semana Santa.
En un recorrido por los diferentes balnearios se pudo apreciar el gran flujo de vacacionistas, locales y extranjeros, disfrutando de las cálidas aguas del mar Caribe y el radiante sol que ofrecía el Domingo de Resurrección, de la Semana Mayor.
Personas consultadas dijeron que pasaban un buen día, debido al orden y seguridad desplegados por el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), la Policía Nacional y demás instituciones que colaboraban.
Aunque para otros la celebración de la Semana Santa terminará con problemas legales, ya que serán sometidos a la justicia por irresponsabilidad con menores de edad.
Según informó el procurador fiscal de Niñas, Niños y Adolescentes de esa demarcación, Francisco Berroa, son varios los adultos que tendrán que presentarse ante las autoridades por dar bebidas alcohólicas a adolescentes.
Dijo que el jueves fue sorprendido un hombre, quien no fue identificado, consumiendo bebidas alcohólicas junto a dos adolescentes de 15 y 16 años, respectivamente. Hasta la 1: 00 de la tarde de ayer, la fiscalía tenía retenida a una mujer por supuestamente maltratar a su hijo de tres años.
Otro de los casos más comunes es la desaparición de niños en la playa, los cuales son llevados al Programa de Rescate de Niñas, Niños y Adolescentes, de Cestur.
Ventas. Los comerciantes aseguraron que las ventas han estado de manera regular, en comparación con el año pasado.
María Mejía, vendedora de comida en Boca Chica, dijo que a pesar de que este año hizo una mayor inversión, ha tenido la misma cantidad de ventas que en 2015.
Mientras que Juliana Aquino, en playa Juan Dolio, señaló que este año ha vendido un poco más que el año pasado, cuando sus ventas “fueron muy malas”.
De su lado, Heidi Payano, quien alquila sillas en Guayacanes, dijo que este año le ha ido mal en el negocio, debido a poca afluencia de vacacionistas.
“La capital está llena de piscinas plásticas, que ha puesto el síndico para que la gente no salga. La gente mejor se quedó en su casa para ir a las piscinas”, expresó.
Aseguró que más que vacacionistas, la playa estaba llena de lugareños.
Cierre de balnearios. El director general del Cestur, Juan Carlos Torres Robiou, aseguró que este año las personas han mostrado cierta responsabilidad a la hora de retirarse, por lo que los percances han sido mínimos. “A la hora de cierre sí hemos tenido algunos inconvenientes con algunas personas, pero después han sido bastantes obedientes con las autoridades.