Plazoletas olvidadas

POR SEGUNDO ANTONIO VÁSQUEZ
La plazoleta erigida en honor al ilustre mexicano Benito Juárez, situada entre las calles Doctor Delgado y Pedro Henríquez Ureña, frente al Palacio Nacional, es una de esas plazoletas que adornan la ciudad capital.

Es de suelo alto adoquinado en cuyo medio se encuentra la estatua de Benito Juárez (|806-1872) señalando al poniente, colocada sobre una alta base cuadrada de hormigón armado, la cual también está levantada encima de otra redonda y sobresaliente, cuyo remate es inclinado. Tiene unos postes con cadenas que le bordean circularmente dejando un espacio con gramas. Hay tres caminos laterales y uno amplio en el medio que es la entrada con escalinata de dos peldaños.

En los laterales hay dos muros paralelos que arqueados bordean la concavidad de concreto que encierran los espacios de terrenos con matas de palmas, corales, trinitarias, palmas canas y otros árboles.

También, en los lados de los accesos, aparecen unos curiosos pilotillos de concreto con base escalonada, que rematan en gruesas bolas con molduras. Alrededor del centro, también circular, se aprecian cinco dobles bancos de hierro, como igualmente, del suelo lateral, surgen dos cortos faroles que desde el suelo de noche alumbran la efigie; además, hay dos astas con las banderas dominicana y mexicana. Aquí, delante, hay un muro con vértice recortado en el cual solitariamente aparece una estriada y estrecha columna redonda gótica, en cuyo remate hay un hueco vacío.

Plazoleta México

También, entre las avenidas México, San Martín y la calle Duvergé, está situada la plazoleta México, la cual fue construida en el 2003. Posee una explanada con piso de concreto y partes de hormigón armado, donde lateralmente hay cuatro caminos bordeados por muros paralelos que en el remate doblando se unen para formar dos concavidades en las que hay jardineras.

Allí, en sus partes centrales, se encuentran levantadas unas columnas cuadradas, cuyos lados tienen hendiduras verticales, y en su cima escalonada hay un farol de globo, que aparece también en la parte de atrás, uno en cada lateral.

En el medio hay una base con paredes que levantadas transversalmente permiten apreciar dos cortas inclinadas que en el remate sostienen un corto bloque cuadrado horizontal que es el soporte donde antes hubo un busto, pero lateralmente montados en sentido contrario hay dos más altos cuya cima también está en declive. A su lado izquierdo están las astas con las banderas dominicana y mexicana.

Detrás, montados en sus bases se aprecian los bustos de don Miguel Hidalgo y Costilla (1753-1811) padre de la patria de México y el de don José María Morelos y Pavón (1765-1815).

Al fondo se aprecia otra explanada donde hay otro espacio en cuyo medio se ven muros que forman dos huecos pentagonales y uno rectangular que sirven de jardineras. Enfrente aparecen varios bancos de hierro, tres caminos y árboles.

PLAZOLETA URUGUAY

Igualmente, en la calle Manuel María Castillo esquina Uruguay, frente al Palacio Nacional, está la pequeña y estrecha Plazoleta Uruguay, construida en 2003.

Allí hay caminos curvos adoquinados, con escalinatas, varios bancos, faroles, árboles y jardineras, en cuyo centro hay una base de una construcción formada con un bloque horizontal de concreto, la cual en la parte arriba le cruza otra pared alta que forma un rectángulo, y en ella, casi al tope, hay un hueco donde antes hubo un busto. En el lateral derecho del muro se aprecia una incrustación de mármol gris que dice José Gervasio Artigas (1774-1850). Más adelante le siguen otros pasillos curvos que doblan y van a dar a un centro donde hay otra pared con dobleces unida a una alta columna cuadrada con dos incrustaciones también de mármol que dicen Uruguay.