Plácido Domingo abogará por los sordos del mundo

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/D084D9D2-153F-4724-AB17-9CE950C670FA.jpeg

NUEVA YORK (AP).- El proyecto humanitario más reciente del tenor español criado en México, Plácido Domingo, será en favor de las personas con problemas auditivos.

El tenor, junto con la Orquesta Filarmónica de Viena, está detrás de una nueva campaña mundial llamada Oigan al Mundo, que busca aumentar la conciencia sobre la sordera y llevarle la última tecnología a aquellos que más la necesitan, sobre todo en los países en desarrollo.

La campaña entregará aparatos auditivos a los niños pobres en la selva guatemalteca y le enseñará a los jóvenes sordos en Pretoria, Sudáfrica, cómo pueden convivir con compañeros de clase que sí pueden oír. También contempla aplicarles por primera vez audiometrías a menores de edad con ese tipo de problemas en zonas remotas de la isla de Fiji, en el Pacífico Sur.

“La música es mi necesidad emocional. Por consiguiente, me siento triste por cualquier persona que no pueda oír música’’, dijo Domingo en una entrevista con The Associated Press.

“La ciencia ha dado grandes e increíbles pasos para ayudar a las personas con problemas auditivos, pero la mayoría de la población del mundo todavía no está al tanto de este hecho’’, agregó.

 Se espera que Domingo y varios miembros de la orquesta de Viena ofrezcan una conferencia de prensa mañana en la sala de conciertos Carnegie Hall de Nueva York para anunciar la creación de la nueva fundación no lucrativa Oigan al Mundo, con sede en Zurich, Suiza.

 La organización tiene el patrocinio de la compañía suiza Phonak, uno de los principales fabricantes de dispositivos auditivos de alta tecnología.

 Según la Academia Estadounidense de Audiología, uno de cada 10 estadounidenses tiene problemas auditivos. En otros países, la Organización Mundial de la Salud dice que por lo menos 160 millones de personas en los países en desarrollo tienen este tipo de afecciones.

 La fundación empieza sus actividades en enero con un presupuesto inicial de alrededor de 400.000 dólares. Se enfocará en educar a la ciudadanía sobre las implicaciones sociales y emocionales de la sordera.

 Un problema importante relacionado es la repugnancia de algunas personas a usar dispositivos auditivos, por miedo de parecer de mayor edad o lucir como una persona inválida.

“Parece haber un estigma en torno a las personas con problemas auditivos’’, dijo. “Consideremos la diferencia entre los problemas de vista y los problemas de oído. Nadie lo piensa dos veces sobre usar gafas para mejorar la vista, pero demasiadas personas preferirían preguntar hasta cinco veces ¿Qué dijo?’ que usar un audífono’’.