PN afirma fue “enfrentamiento” muerte de John Percival Matos

p1

La Policía Nacional afirmó ayer que fue un enfrentamiento a tiros la muerte del exteniente del Ejército de RD John Emilio Percival Matos, a quien supuestamente los agentes le hicieron advertencias para que se entregara, pero habría salido disparando de la habitación de la cabaña donde estaba escondido, informó el vocero de la institución, general Nelson Rosario.
Percival Matos, a quien le atribuyen el asalto a tres bancos, fue muerto la tarde del miércoles en la cabaña La Fuente del Placer, en el kilómetro 83 de la Autopista Duarte, de donde escaparon dos personas, una de las cuales se presume es su cómplice Brayan Peter Félix.

¿Lo llamaron?. Dijo que el administrador de la cabaña, Humberto Jiménez, lo llamó al teléfono de la habitación y le dijo que estaba rodeado por la Policía, que saliera para evitar derramamiento de sangre.
Esto fue negado por Jiménez, que dijo que incluso la central estaba apagada. “En ningún momento a esa persona la llamamos”.

Rosario expresó que al no acceder a la advertencia, las tropas de la Policía lanzaron una bomba lacrimógena a la habitación para obligarlo a salir y como tampoco accedió le lanzaron otra y luego salió con fusil en mano y disparó a los agentes, “que ripostaron y trajo como consecuencia la pérdida de la vida de este joven”.

Negó que el exmilitar haya muerto en la habitación, como dijo su padre, el general (r) Rafael Percival Peña, y aclaró que las fotos que circulan en las redes sociales de una habitación ensangrentada corresponden a otra escena de crimen cometido en otra cabaña.
“En la cabaña no hay ni una gota de sangre. Nosotros tenemos fotografías de la escena del crimen y las vamos a difundir en su momento”, enfatizó.

Casquillos. Indicó que en la escena recolectaron 56 casquillos calibre 5.56, los que coinciden con los recogidos en la escena de los asaltos a las entidades bancarias en La Sirena de Villa Mella, Bella Vista Mall y de Plaza Lama. Sin embargo, no hay ningún agente impactado.
“Todos coinciden en ser disparados con el fusil que le fue ocupado a John Percival Matos y la pistola que le fue ocupada también coincide con los casquillos recolectados en las diferentes escenas, lo que nos dice que esas fueron las armas utilizadas en esos tres lugares”, sostuvo Rosario.
Señaló que analizan el fusil en el laboratorio y tiene la numeración limada, pero que podrán restaurar el número “y podremos ver si pertenece a una institución del Estado o alguna persona en particular”.
En cuanto a la pistola y la radio ocupada en la escena, dijo que investigan en la Policía, en el Ministerio de Interior y Policía, y en las Fuerzas Armadas para determinar en donde estaba registrada.