PNUD afirma RD está en una trampa del desarrollo

PNUD afirma RD está en una trampa del desarrollo

Concentración de poder, violencia y desprotección

República Dominicana se encuentra en una trampa de desarrollo, con un crecimiento económico que mantiene una alta desigualdad, y al evaluar los factores más críticos que interactúan para crear este engaño obtiene muy malas calificaciones, de acuerdo al Informe Regional de Desarrollo Humano 2021 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Los tres factores que explora el informe son: la concentración de poder económico y político, la violencia en todas sus formas y las políticas de protección social que no funcionan bien.

En el primero de estos factores, el informe revela que en el país existe una débil redistribución de los ingresos después de impuestos y transferencias, la desigualdad cae solamente dos puntos porcentuales, cuando el promedio regional es cinco puntos, en Estados Unidos es en 29 puntos y también cae en 54 puntos (en promedio) en Europa.

Además, que el 63% de los dominicanos cree que el país está gobernado en beneficio de los intereses de unos pocos grupos poderosos y no por el bien de todos, para la región es el 77% de la población.

También la mayoría de los dominicanos considera que son totalmente ineficaces las políticas antimonopolio para garantizar la competencia justa, con un puntaje de 2.5 cuando uno es el valor considerado más ineficaz y siete el más eficaz.

Sobre el factor de la violencia, el impacto del narcotráfico en el Caribe no solo ha convertido a RD y Jamaica en rutas de tráfico clave hacia América del Norte y Europa, sino que también ha aumentado los niveles de violencia y corrupción, así como la capacidad coercitiva de los grupos criminales. Se agrega que las mayores tasas de feminicidio por cada 100,000 habitantes correspondieron a RD.

Sobre la protección social, el informe destaca que el 59% de la población activa está excluida de la seguridad social contributiva; que las mujeres ganan por hora alrededor de un 25 por ciento menos que los hombres.

Y que tasa de participación laboral cayó un 5% de enero a septiembre 2020 comparado con 2019 y las tasas de desempleo y de informalidad aumentaron cada una un punto porcentual en ese período.