Pobreza de región conmueve a obispo

POR NARCISO PEREZ
VALVERDE, Mao.-
Monseñor Diómedes Espinal de León, nuevo obispo de la diócesis Mao-Montecristi, afirmó ayer en su homilía de toma de posesión frente al presidente Leonel Fernández, que recibe un rebaño herido por la pobreza, falta de empleos, escaso de educación, olvidado del gobierno y la indiferencia de muchos.

“Estamos ante un grupito que sólo busca vivir bien ellos sin importarle los sufrimientos de los demás”, expresó monseñor Espinal de León tras ser puesto en posesión por las altas instancias eclesiásticas dominicanas.

Dijo que los haitianos que ingresan al país por esa región lo hacen para dejar atrás la miseria y el hambre que existe en Haití.

“A esos hermanos en la fe también los vamos a pastorear, porque ellos necesitan las orientaciones para alcanzar una vida más digna y decorosa como todos los dominicanos”.

Dijo que muchas personas adineradas o ricas viven en una total pobreza espiritual.

“Vengo a servirle a los pobres, los ricos, en fin a todos por igual, sin distinción de clases, color o ideología”, sostuvo monseñor Espinal de León.

A las nuevas autoridades municipales y congresuales que se instalarán el próximo 16 de agosto, el obispo de Mao-Montecristi les recordó que el pueblo depositó su confianza en ellas para que los representaran y trabajen en su favor.

“Cuando se juramenten que las primeras tajadas no sean para ellos, sino para el pueblo necesitado, y entonces que cojan lo que quede del pastel”, señaló monseñor Espinal de León.

Reconoció la labor evangelizadora y pastoral de 28 años de monseñor Tomás Abreu Herrera, a quien sustituyó y dijo que incrementará los trabajos iniciados por éste.

La actividad se celebró en el polideportivo bajo techo de esta ciudad, donde asistieron el Presidente de la República, el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez y los demás obispos del país.