Pocos miembros de PN reciben aumento de sueldo

El anunciado aumento de sueldos a la Policía Nacional ha quedado limitado a la entrega de un cheque adicional a una parte de los miembros de solo dos departamentos: el de Investigaciones Criminales y el de Patrullas. Los demás nada recibieron. En esos dos departamentos,  los rasos, cabos y sargentos recibieron a mediados de la semana pasada un cheque adicional a su viejo sueldo por el monto de RD$649.

En el caso de los oficiales subalternos, de segundo teniente a capitán, el cheque entregado en esos dos departamentos asciende a RD$1,000.

Los oficiales que ostentan el rango de mayor en Investigaciones Criminales y Patrullas habrían recibido un cheque adicional de RD$2,000 según han informado extraoficialmente miembros de la Policía que esperaban que el aumento de sueldos abarcaría a todos los uniformados.

La pregunta más común que se hacían alistados y oficiales que esperaban el aumento para este mes de mayo era: “¿Qué ha pasado?”.

Empero, el pasado viernes el jefe de la Policía, mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez, declaró a la prensa que altos oficiales recibieron un cheque adicional de RD$5,000 a RD$6,000 junto con su sueldo normal.

Altos oficiales a los que se les preguntó si habían recibido ese cheque adicional dijeron que hasta anoche no se les había entregado.

ALMEYDA ADMITE

Ayer, el secretario de Interior y Policía, Franklin Almeyda Rancier, admitió que la aplicación del aumento de sueldos a los policías fue parcial. “Fue tan parcial que se ha reducido a una cantidad que no llega ni siquiera a la tercera parte de los miembros de la Policía”, expresó Almeyda.

Consideró que esa situación tiene que mejorar entre junio y julio de este año.

Agregó que la Policía dispone de unos 70 millones de pesos adicionales en su presupuesto para mejorar el salario y para aplicar un estudio que se hizo sobre la situación económica de sus miembros. Cuando se le preguntó por qué razón no se aplicó el aumento general en la Policía, Almeyda dijo que eso debió hacerse ahora en mayo porque “el presupuesto lo tiene” el cuerpo del orden.

Remitió a los periodistas al jefe de la Policía para que explique por qué no se incluyó en el aumento a la totalidad de los miembros.

DESMORALIZADOS Y BURLADOS

Sobre la base de esos esperados aumentos, rasos, clases y oficiales habían asumido compromisos comerciales que ahora no saben cómo solventar, según comentaban durante el fin de semana.

En algunos departamentos de la Policía, cabos y sargentos hablaron este fin de semana con periodistas para expresar que están “sumamente desmoralizados y burlados, pues creíamos que íbamos a cobrar, pero desgraciadamente no fuimos favorecidos con el famoso aumento”.

En el caso de los policías que trabajan directamente en el ramo judicial el caso fue peor, pues hasta que se anunció el aumento ellos recibían un incentivo de RD$950  de parte de la Procuraduría o de la Suprema Corte, pero fue descontinuado. “En lugar de aumentarnos, nos bajaron el sueldo”, dijo un uniformado en uno de los tribunales de la Capital.

EL DECRETO DE AUMENTO

El anuncio del aumento de sueldo fue dispuesto por el presidente Leonel Fernández por el decreto 145-05, de fecha 21 de marzo de este año, en el cual, en su artículo 1, el mandatario “instituye un régimen salarial único y universal para todos los cuerpos policiales de la Nación que será administrado centralmente por la Policía Nacional”.

En el decreto, el Jefe del Estado estableció como criterios para el nuevo régimen salarial el rango, la formación profesional del policía, la función que desempeña, la localidad donde preste servicio y el resultado de la última evaluación del desempeño de cada miembro.

Especifica que en ningún caso el incentivo del salario constituirá “una porción superior al 40% de la base salarial.

El presidente Fernández, por el artículo 3 del mismo decreto, ordenó “la fusión inmediata de todas las nóminas, nominillas y cualesquier otra fuente presupuestaria aplicada directa o indirectamente al salario de todos los cuerpos policiales en una única nómina salarial”.

Crea, además, la Comisión de Conciliación Salarial, integrada por tres a cinco oficiales superiores escogidos por el Consejo Superior Policial.

En su sexto y último artículo, el decreto 145-05 encarga al director de la Oficina Nacional de Presupuesto para que colabore con la jefatura de la Policía Nacional para “la reprogramación, en el marco del Presupuesto General de la Nación, de las correspondientes partidas presupuestarias para el cumplimiento de lo dispuesto en el presente decreto”.