Pocos objetaron nuevo reglamento espectáculos

POR ODALIS MEJIA
Previo a su elaboración final, el nuevo reglamento que regula los espectáculos públicos fue presentado a 27 organismos para que emitieran opiniones al respecto, pero muy pocas presentaron objeciones al controversial proyecto.

Así lo afirmó Oquendo Medina, presidente de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos, quien acusó a algunos sectores de querer “satanizar” algo que fue hecho de buena fe, ya que la sociedad dominicana  estaba exigiendo que el antiguo reglamento 8-24 fuera eliminado.

Dijo que desde su llegada a la comisión se propuso elaborar un nuevo reglamento para que el país estuviera acorde al proceso de modernidad de otras naciones.

Negó que se tratara de un “palo acechado” a la sociedad dominicana , tras afirmar que se consultaron legislaciones sobre espectáculos públicos de América Latina, Europa y Estados Unidos.

Medina enfatizó que el nuevo reglamento, oficializado mediante el decreto 301-05, no fue elaborado con la intención de golpear y reprimir, sino tratar de regular y fiscalizar los medios electrónicos de comunicación.

No obstante dijo que si es preciso hacerle algunas modificaciones, se acogerían las sugerencias propuestas por algunas instituciones como la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), quienes lo consideraron como un mecanismo para coartar la libertad de expresión.

Con relación al artículo 68, párrafo 2, que establece que cualquier medio de comunicación electrónico previo a difundir noticias sobre catástrofes  naturales debe estar autorizado por la autoridad competente, dijo que no es que tenga que informarse a la Comisión Espectáculos Públicos, sino al Comité Nacional de Emergencias o la Defensa Civil.

“Con eso se  pretende evitar que el pánico se apodere de la sociedad, no  así de coartar la libertad de expresión. Lo que queremos es que de manera armónica y oficial se le brinde un servicio a la  sociedad porque a la hora de un cataclismo  los organismos estatales para esos fines tienen que tomar las riendas y actuar y nosotros como comunicadores debemos de seguir la línea para que el pánico no se apodere”, expresó.

Reiteró su disposición a que revise el nuevo reglamento, tras apuntar que  puede ser cambiado para enriquecerse y que pueda ser más operativo y menos cuestionado con relación a la libertad de expresión

“Este es un gobierno garante de las libertades públicos, que tiene un gobernante que sabe lo que es la comunicación y que es respetuoso en el comportamiento, en el pensamiento; la idea fundamental del reglamento es que exista un ordenamiento administrativo que esté por encima de aquello que se pueda ver de carácter represivo, porque la represión es parte de una dictadura”, indicó.

El funcionario defendió la intención de los integrantes de la comisión que dirige, a quienes calificó de  muy profesionales, respetuosos y dedicados a la defensa de la moral y las buenas costumbre y  en beneficio de que el exhibicionismo público no atente contra los niños, niñas y adolescentes.