Podemos : Los nuevos Soviet del Siglo XXI a la española

30_01_2016 Areito 30 enero Areíto7

EXORDIO INEVITABLE

Viví con fruición la primera transición política española, matizada por la primacía del 15 de junio de 1977, fecha de las primeras elecciones democráticas post Franco. Allí estaban todas las fuerzas políticas que en aquel momento conformaban el spectrum de la escena política de entonces : Unión de Centro Democrático (UCD), Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Distantes de lo soñado en votos quedarían el Partido Comunista Español (PCE) y Alianza Popular (hoy Partido Popular).

La Alianza de Fraga Irribarne era la representación electoral del franquismo latente, que con Arias Navarro como Primer Ministro del ancien régimen, hacía presiones para estar presente hasta que el propio Rey Juan Carlos casi le obliga a dimitir el 26 de junio de 1976, el franquismo sin Franco como estructura de poder, había perdido su símbolo más inmediato.

Aquellos días desde la muerte de Francisco Franco, el llamado caudillo, acaecida el 20 de noviembre de 1975, eran frenéticos y poblados de hechos nuevos en la la primera transición política española, 1975-1978, año en que se promulga la primera constitución pos franquista, sancionada por el rey de entonces el 29 d diciembre de 1978.

El espíritu de aquella transición fue Aldolfo Suárez, que logró consensos no imaginables, pero hay que decir al mismo tiempo, que aquella generación, a izquierda y a centro derecha, sabía lo que estaba en juego con un ejército no muy colaborador que fungía de cuerpo armado vencedor de la guerra civil del 1936.

La hemeroteca del Listín Diario guarda en su seno los vibrantes textos escritos por mí desde Madrid o las notas recopiladas en Santo Domingo, a mi regreso de España entonces.

LA SEGUNDA TRANSICIÓN ESPAÑOLA SE INICIÓ EN EL 2011, EL 15 DE MAYO.
España tiene una larga tradición de movimientos sociales y una vieja tradición combativa de los sindicatos, pero los movimientos sociales no todos tienen las mismas características.

Las legislaturas del PSOE con Rodríguez Zapatero fueron desde el 2004 hasta el 2008 y en las elecciones para ser reeligido a una segunda legislatura, marzo del 2008, el Partido Popular (PP) cometió el error garrafal de tratar de involucrar a ETA en unos atentados que tenían la paternidad de Al-Qaeda, esa contradicción le costo el poder
El 15 mayo del 2011, con una actividad febril en las redes sociales (que en España sí tienen un gran poder de convocatoria social y ciudadana) más de 50 mil manifestantes tomaron la Puerta Del Sol en Madrid.

Era un movimiento social que rompía con el bipartidismo PSOE / PP aduciendo que en la práctica los dos partidos no estaban al servicio de las mejoras sociales, sino al servicio del capital financiero, años después rescatado con grandes escándalos por el Presidente Rajoy, caso Bankia, Rodrigo Rato y un largo etcétera de corrupción, que su voto duro ha resistido en estas últimas elecciones del 20 de diciembre del 2015.
De aquel movimiento del 15-M, nace Podemos (Votos 5,189,333 = 20 % ) la organización política que con el favor del voto joven casi iguala a la segunda fuerza electoral que es el PSOE (Votos 5530693 = 22.01 % )

PODEMOS, EL EJE DE UN FENÓMENO POLÍTICO DE LA SEGUNDA TRANSICIÓN ESPAÑOLA.

Podemos nace como fuerza política en el mes de enero del año 2014. Participa en las elecciones Europeas y luego en el año 2015 participa con notable éxito en las elecciones autonómicas de septiembre y en las generales del pasado 20 de diciembre.
Vale decir que auspicia alianzas territoriales con grupos soberanistas, en Cataluña, Galicia y País Vasco.

Podemos es la imagen y semejanza de su líder Pablo Iglesias Turrión y tiene el corte de los viejos consejos Bolcheviques (Soviet en ruso es Consejo) de corte vertical, aparentando un ejercicio de democracia masiva horizontal, al margen de las justezas en sus reclamos sociales, agendas que la primera transición olvidó con los partidos tradicionales del sistema político español (PP-PSOE).

En aquella manifestación del 15 de mayo del 2011, cuando se hace público que el bipartidismo de la primera transición es más de lo mismo: capitalismo salvaje con recortes sin piedad que han llevado a la sociedad española a la desesperación cotidiana, Podemos hace reclamos más a la izquierda del PSOE. De ahí que le haya robado votos de sus desencantados y su agenda es social.

Pero los métodos, cada vez más en medio de esta crisis política de investidura para la nueva legislatura, comienzan a crear desconfianza hasta entre sus propios aliados. Maximalistas, con estrechas conexiones y defensa al modelo Madurista de Venezuela, Podemos disfraza sus alianzas iraníes y venezolanas con un discurso que cada vez más, queda al descubierto por los trabajos de investigación de la prensa de centro derecha como por la prensa digital de izquierda en España.

Pablo Iglesia Turrión tiene el ego más grande que dos catedrales y en algunas ocasiones pierde, con sus palabras, el ritmo de la propia estrategia política, para competir y dar la estocada final al PSOE, cuyo lider Pedro Sánchez no tiene visión histórica del partido que lidera.

Avesados en el uso de las redes, los de Podemos saben combinar su presión táctica con los medios cibernéticos.

El resultado final de su política, en estos momentos, se verá a corto plazo, porque piensan que unas nuevas elecciones anticipadas les tiene reservado, hasta por razones demográficas, el segundo puesto de importancia en la política española actual, dejando al PSOE en un tercer lugar. Todo dependerá de cómo juzgue el joven votante sus alianzas en el extranjero, que chocan con el sistema europeo y el tacto de la palabras de Pablo Iglesias, que ya comienza a irritar en las tertulias mediáticas españolas y no logran disfrazar cierto tufo de demagogia aventura del azar político. (CFE)