Poder en las rachas

http://hoy.com.do/image/article/420/460x390/0/8CBD0FDF-733F-4FBC-ADAC-CEC00CCF26A1.jpeg

El jonrón es el batazo que más emoción genera en el béisbol de las Grandes Ligas y eso todo el mundo lo sabe y reconoce.

Aunque el triple es  considerado por muchos como  el imparable más emocionante, por lo mucho que implica, el jonrón es aquel que hace parar de sus asientos a los fanáticos y el que lleva el público a los parques.

Esta temporada hay un grupo de peloteros que está causando estragos a los lanzadores por la alta frecuencia con la que han logrado sacar la bola del parque, a pesar de que el pitcheo se supone estar en alta y que los esteroides han desaparecido del mundo del béisbol por la gran cantidad de pruebas que se hacen todos los días a los protagonistas de los batazos de largo metraje en la Gran Carpa.

El grupo lo encabeza el antesalista Alex Rodríguez, quien luego de su regreso por lesión ha conectado un jonrón por cada 8.2 turnos al bate que ha tomado.

A pesar de perderse las primeras cinco semanas de acción, Rodríguez tiene siete vuelacercas en 58 turnos al bate y lleva una proyección de 55 este año.

Su promedio de bateo ya ha comenzado a subir, por lo que en pocos días Alex se metería de lleno en varios lideratos ofensivos de la Liga Americana.

Rodríguez se perdió los primeros 29 partidos, por lo que solo se puede  especular lo que habría logrado  si hubiera participado en todos esos partidos.

Junto a Rodríguez, los líderes de las mayores en cuadrangulares, Raúl Ibáñez y Adrián González, con 17 cada uno, tienen un ritmo de un cuadrangular por cada 9.8 veces al plato.

Ibáñez está tenido la mejor temporada de su carrera, con 168 turnos al bate que lo han llevado a sacar la bola del parque en 17 ocasiones. González, por su lado, ha tomado 167 turnos.

El ritmo de González lo coloca con 61 jonrones en el año, mientras que el de Ibañez lo tiene en ruta a sumar 64, en proyecciones.

Muchos pensaron que en la era post esteroides los jonrones desaparecerían de los estadios, pero ese no ha sido el caso con este grupo de toleteros.

 El inicialista de los Rays de Tampa Bay, Carlos Peña, ya tiene 15 vuelacercas este año y un ritmo de un jonrón cada 10.9 turnos al bate.

Peña, a pesar de que los Rays este año no han tenido el éxito de la campaña pasada, cuando llegaron a la Serie Mundial,  ha vuelto a sus andadas y proyecta 53 cuadrangulares este año tras sus primeros 164 turnos al bate.

Los jonrones han estado a la orden del día para estos hombres, por encima de todas las expectativas que algunos tenían de que no se iban a ver los batazos de antaño.

Zoom

Posible grupo de 50 jonrones

Aunque el año pasado los totales de cuadrangulares disminuyeron en las Grandes Ligas, este año parece haber un renacer del poder entre los principales jonroneros de las Grandes Ligas, como queda establecido por el quinteto que conforman Alex Rodríguez, Carlos Peña, Adrián González, Raúl Ibáñez y Adam Dunn. Rodríguez tiene una proyección de 55 vuelacercas, pero la mejor proporción de turnos al bate por cada cuadrangular, con 8.2  Tb/H4. En el caso de Peña, se perfila que podría totalizar 53 jonrones, gracias a su ritmo de un jonrón por cada 10.9 turnos, mientras que González sumaría un total de 61 tetrabases con su ritmo de un vuelacerca por cada 9.8 visitas al plato. En el caso de Ibáñez, tiene un mismo ritmo que González, pero su proyección es de 64      jonrones. El grupo lo completa Dunn, con  proyección de 51 jonrones, gracias a sus 14 vuelacercas en 159 turnos.

Otros destacados

Jason Bay

Medias Rojas de boston

Poderío.  El jardinero izquierdo de los Medias Rojas de Boston ha llenado a la perfección el hueco que dejó la partida del dominicano Manny Ramírez. Bay tiene un total de 13 cuadrangulares en 159 turnos al bate en lo que va de la campaña del 2009. El toletero ha promediado un vuelacerca cada 12.2 turnos al bate esta temporada y su proyección matemática  lo mantiene con un ritmo de 47 vuelacercas, lo que sería tope en su carrera.

Adam Dunn

nacionales de washington

Produccción. Adam Dunn se quedó sin trabajo durante el invierno tras jugar un buen tiempo con los Diamondbacks de Arizona. Aunque es un hombre que se poncha mucho, Dunn mantiene el poder que siempre lo ha caracterizado y sus 14 jonrones en 159 turnos al bate lo tienen colocado en el grupo de los mejores jonroneros, en materia de ritmo, de todas las Grandes Ligas. Sus 11.3 turnos por cada jonrón lo tienen con una proyección de 51.