Polémica por pena de muerte en Guatemala

GUATEMALA.  AFP.  El restablecimiento de la pena de muerte decidida el martes por el Congreso de Guatemala fue rechazada ayer por organizaciones humanitarias, pero aplaudida por otros sectores que la consideran un elemento disuasivo para la delincuencia.

 “La pena de muerte es cruel, inhumana y degradante por excelencia. Es arbitraria, su ineficacia para reducir la delincuencia está demostrada y perpetúa un clima de violencia en el que nunca se puede alcanzar realmente la justicia”, señala un comunicado de la organización Amnistía Internacional (AI).

 El boletín de prensa, que le atribuye declaraciones a Sebastián Elgueta, investigador de Guatemala en AI agrega: “hace precisamente dos meses, Guatemala votó en las Naciones Unidas a favor de una suspensión mundial de las ejecuciones.

 El presidente Álvaro Colom debe respetar ahora este compromiso”.

 El martes el Congreso de Guatemala aprobó, con el respaldo de 131 de 134 diputados presentes en la sesión, una ley donde restablece el recurso de gracia, el cual estaba suspendido desde el año 2000.

Las claves

Colom debe respetar

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, deberá  respetar la medida de los congresistas, de restablecer la pena de muerte después de ser abolida en el año 2000 en la nación.