Policía australiana halla 70 kilos de cocaína en yate que venía de Sudamérica

yate con droga

Sídney (Australia). Las autoridades australianas decomisaron unos 70 kilogramos de cocaína, alijo que presuntamente provenía de Sudamérica y fue transportado en un lujoso yate hasta el noreste del país, informan hoy fuentes policiales.

Un total de cinco personas, entre ellos un ciudadano estonio y otro británico, fueron detenidas durante el operativo policial realizado ayer en la región de Gold Coast, en el estado de Queensland.

El valor del alijo se calcula en unos 17,5 millones de dólares locales (12,6 millones de dólares o 10,9 millones de euros), según un comunicado de la Policía Federal de Australia.

Las investigaciones, que comenzaron el mes pasado, apuntaban que el yate “Solay” transportaba a Australia una cantidad importante de cocaína procedente de Sudamérica.

El barco, registrado en Reino Unido, partió de Vanuatu hacia Australia el pasado 15 de agosto y llegó ayer a una marina de Coomera, en Queensland, tripulado por un ciudadano estonio de 43 años, su único ocupante.

Después, las autoridades detuvieron anoche en tierra al capitán, junto a un ciudadano británico y otros tres hombres que lo contactaron, con unos 40 kilogramos de cocaína dentro de un vehículo.

El resto de la droga fue hallada posteriormente dentro del barco, según la fuente policial.

Las detenciones e incautaciones de ayer forman parte de un gran operativo a largo plazo “Cringle” para combatir la entrada por la vía marítima de cocaína a Australia a través de las rutas en el Pacífico Sur.

No es la primera vez que las mafias intentan ingresar cocaína en barcos que navegan por las islas del Pacífico hasta algún puerto de Queensland.

En noviembre de 2011 cuatro ciudadanos españoles, entre ellos una mujer, fueron arrestado en el puerto de Bundaberg con casi 300 kilos de cocaína, considerado uno de los mayores alijos de cocaína incautados en el país.

Los españoles fueron condenados en 2013 a pasar entre 25 y 17 años de prisión.

Los australianos están entre los mayores consumidores per cápita de drogas ilícitas en el mundo, y un kilo de cocaína puede costar hasta cien veces más que su precio en Sudamérica.

El 80 por ciento de los alijos de cocaína que entran en Australia son producidos en Colombia, Perú y Bolivia y después son enviados ocultos entre mercancías embarcadas en los puertos de Colombia, México y Panamá, según datos oficiales.